El actual Programa de Verificación Vehicular Obligatoria (PVVO) de la Ciudad de México no es suficiente para erradicar el problema de la contaminación ambiental en el aire.

Por ello, organizaciones que trabajan por un mejor aire y el derecho a la salud de las personas, proponen que los criterios para la verificación se hagan más estrictos.

Especialistas señalan que esto es necesario porque las emisiones de contaminantes en el Valle de México y en la Ciudad de México no se han logrado reducir a pesar de las medidas tomadas por las autoridades.

Además, a nivel federal, las normas ambientales no son efectivas para reducir la contaminación.

Igualmente, señalan que los niveles de contaminación tras el confinamiento por la pandemia de COVID-19 aumentaron y representa un importante riesgo de salud.

Los criterios actuales

A partir de 2020 se establecieron nuevos criterios para la obtención del holograma 00 (el que permite a los coches circular a diario) para la verificación de emisiones contaminantes en la Ciudad de México y el Estado de México.

De acuerdo con lo publicado en la Gaceta Oficial de la Ciudad de México del 1 de enero de 2020, para obtener el holograma 00 por 2 ocasiones, o durante dos semestres, los vehículos emplacados en la capital tienen que ser nuevos, tener una eficiencia de combustible de 1 litro por 16 kilómetros recorridos y cumplir con la regulación Tier 2 Bin 5.

Ante el aumento de contaminación, el Observatorio Ciudadano de la Calidad del Aire propuso a la CDMX y al Edomex hacer más estrictos los criterios de verificación vehicular

Mientras que para la obtención de la calcomanía 00 por una ocasión, el actual programa solicita los mismos parámetros que en el caso anterior, sin embargo, se requiere una eficiencia energética de 13.5 kilómetros recorridos por un litro de combustible.

Dichos criterios fueron ajustados porque durante el mes de mayo de 2019, la Ciudad de México atravesó, por primera vez, una contingencia ambiental extraordinaria por partículas finas menores a 10 y a 2.5 (PM 10 y PM 2.5).

Previo al 2020, los automóviles podían obtener el holograma 00 solo con ser nuevos.

La solicitud

Sin embargo, dichos criterios ya no son suficientes y, por ello, el Observatorio Ciudadano de la Calidad del Aire (OCCE) hizo un llamado a las autoridades a hacerlos más estrictos.

De acuerdo con un comunicado dado a conocer por la organización el pasado 20 de junio, es necesario modificar los parámetros de verificación, porque tan solo del 1 de enero al 8 de junio de 2022, se han registrado 5 contingencias por contaminación en el aire, una más que durante todo el año 2021.

Por ello, el OCCA envió una carta a las secretarías de Medio Ambiente de la Ciudad de México y del Estado de México con una nueva propuesta de esquema de verificación vehicular: para la obtención del holograma 00 por 2 ocasiones, los autos deben cumplir con una etiqueta que certifique su rendimiento energético, que cumplan con la regulación Tier 2 Bin 5 y que tengan un rendimiento energético de 18 kilómetros recorridos por un litro de combustible consumido.

Para el holograma 00 por una ocasión, el OCCA propuso que la eficiencia energética de los automóviles sea de 1 litro por 16 kilómetros recorridos.

Sin embargo, la Ciudad de México no respondió a la misiva y el Estado de México señaló que turnaría la propuesta a la Comisión Ambiental de la Megalópolis (CAMe) para su análisis.

El OCCA indicó que reducir las emisiones es necesario debido a que la pandemia de COVID-19 no ha concluido y se ha demostrado que la contaminación aumenta en 1.8 por ciento el riesgo de mortalidad en pacientes con la enfermedad.

Normas insuficientes contra la contaminación en el aire

Aumentar los criterios de verificación vehicular es necesario porque la presión de la industria automotriz en las autoridades ha provocado que las normas para disminuir las emisiones de los automóviles sean insuficientes, dice Adrián Fernández, presidente de Iniciativa Climática de México y miembro del OCCA.

El especialista detalla que normas como la NOM-041-SEMARNAT-2015, la NOM-042-SEMARNAT-2003 y la NOM-045-SEMARNAT-2017 (que estipulan los máximos de emisiones de automóviles a nivel nacional), están hechas con criterios por debajo de los estándares internacionales.

“La industria automotriz siempre ha generado muchos trabajos y ejerce una presión enorme en la Secretaría de Economía (SE), entonces, cuando la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (SEMARNAT) del Gobierno de México busca actualizar normas ambientales en materia de combustibles y emisiones de automóviles, las empresas se quejan de que supuestamente no tienen la capacidad para cumplirlas y la SE le pide a Medio Ambiente que no las aplique”, explica.

Lo anterior ha provocado que en México las normas tengan un desfase con respecto a los criterios internacionales.

“En México se publica una norma con un desfase de años, por ejemplo, en 1999 se hizo una regulación pero con criterios de 1996 por la presión de las empresas”, afirma.

Por ello, indica que el OCCA ve como única opción que las entidades endurezcan sus estándares de verificación. 

“Hay una norma que estipula los criterios máximos de emisiones a nivel nacional para la verificación; sin embargo, las entidades sí pueden hacer criterios más estrictos a nivel nacional”, detalla.

Fernández espera que el Gobierno de la Ciudad de México atienda el llamado del OCCA y pueda contribuir a reducir la contaminación en el Valle de México.

“En otras ocasiones las autoridades han sido sensibles y atendido nuestras peticiones, hace 2 años, en 2020, incorporaron nuestras demandas en el esquema de verificación. Creo que ahora también lo harán”, considera.

También puedes leer: Amplían el plazo para verificación vehicular a morosos e infractores en la CDMX