¡Tu navegador no soporta JavaScript!
Reporte
Nacional
imagen principal

MIGRACIÓN

Asilo en EU, la esperanza migrante

J. Jesús Lemus

Cientos de integrantes de la Caravana Viacrucis Migrante arribaron a Tijuana con el propósito de solicitar asilo en Estados Unidos, sin importar las intimidaciones del presidente Donald Trump


Abr 30, 2018
Lectura 8 min
portada post

Algunos de los integrantes de la Caravana de Refugiados Viacrucis Migrante lograron parte de su objetivo: arribaron a la ciudad de Tijuana donde ahora de manera individual algunos intentarán solicitar asilo político en Estados Unidos.

La Caravana que salió de Tapachula el pasado 26 de marzo, se encontrará el próximo domingo en la línea fronteriza de TijuanaSan Diego, con un contingente de activistas que ya se encamina desde Los Ángeles para realizar la más grande protesta, en lo que va de la administración del presidente Trump, contra la política migratoria de Estados Unidos.

Más de 600 migrantes centroamericanos, integrantes de esta Caravana, arribaron a la ciudad fronteriza de Baja California, según Gaba Cortez López, coordinadora de la organización Ángeles de la Frontera.

Estos cientos de personas ya se han instalado en diversos albergues asistenciales de organizaciones de la sociedad civil, en espera de que tomen la decisión de continuar en busca de su asilo en Estados Unidos o solicitar quedarse en suelo mexicano.

+600 migrantes arribaron a Tijuana en busca de asilo en EU

La manifestación de protesta que se contempla para el domingo, trata de poner sobre la mesa del debate no solo la política migratoria de los Estados Unidos, sino también el trato que reciben los migrantes centroamericanos a su paso por suelo mexicano.

Esta protesta, organizada desde México por Christan Call, un activista estadunidense de Tennessee, también pretende recriminar la presencia de elementos armados de la Guardia Nacional de Estados Unidos en la línea fronteriza, que más allá de resguardar la soberanía de ese país, se considera como un acto de intimidación hacia la Caravana.

Cabe recordar que el presidente estadunidense apenas el pasado 4 de abril tomó la decisión de enviar elementos de la Guardia Nacional para fortalecer la vigilancia en la zona fronteriza con México, en el área de Tijuana y Mexicali, esto luego que más de mil 200 migrantes salieron de Tapachula, Chiapas, con la intención de llegar a Tijuana, para solicitar asilo político en esa nación.

“A todos se les está reubicando en albergues, se les está brindando asistencia humanitaria y se les orienta con un grupo de abogados sobre sus casos particulares para que sus petición de asilo político tengan mayores posibilidades de éxito”, dijo Gaba Cortez en entrevista con Reporte Índigo.

Cortez explicó además que el esfuerzo de asistencia a la caravana “corre solo por cuenta de organizaciones civiles, sin la participación de autoridades de gobierno”.

Frente a esto, el gobierno de Baja California informó mediante un comunicado de prensa que “Ante la llegada de la caravana migrante a la entidad, el Gobierno del Estado, a través de la Secretaría de Salud, continúa ofreciendo los servicios médicos para dicho sector de la población que arriba en contingentes”.

Informó el gobierno del estado que desde el pasado miércoles “se recibieron en el albergue Casa de Ayuda Alfa y Omega A.C. a 175 personas, 90 hombres, 65 mujeres y 20 niños, los cuales fueron atendidos por las unidades médicas móviles; hasta el momento solamente se ha detectado una persona con tos, a quien se le aplicó una prueba rápida para conocer su estado de salud”.

El primer grupo de personas que ha sido atendido en forma humanitaria por el gobierno del estado está conformado por 120 personas, de las cuales 70 son adultos, 20 hombres y 50 mujeres, dos de ellas embarazadas de 12 y 27 semanas, en donde se incluye a 50 niños.

Cabe recordar que el arribo de los primeros grupos de migrantes centroamericanos a la ciudad de Tijuana, procedentes de Hermosillo, Sonora, se registró desde el pasado miércoles, luego de haber permanecido por espacio de dos semanas en la Ciudad de México, los que se trasladaron con el apoyo de la organización Pueblos Sin Frontera, que gestionó el traslado de los migrantes en decenas de autobuses, siempre con asistencia comunitaria de la Cruz Roja.

A los esfuerzos de asistencia que se brindan a los migrantes que han arribado a Tijuana, se han sumado organizaciones como la denominada Del Otro Lado, la que en coordinación con Ángeles de la Frontera están velando para que este grupo reciba atención humanitaria, toda vez que muchas de estas personas manifiestan padecimientos en su salud física y emocional.

Otra organización que se ha incluido en el trabajo de la sociedad civil para atender las necesidades de este grupo de desplazados, es la denominada Documedios, la que junto con Pueblos Sin Fronteras está organizando clínicas de orientación legal para asesorar a quienes así lo demanden en sus casos de solicitud de asilo político en Estados Unidos.

Tijuana, la escala final

Aun cuando la intención del grueso de migrantes que ha llegado a Tijuana, es buscar la posibilidad de entregarse a la autoridad migratoria de Estados Unidos, para iniciar el trámite de asilo político, muchos de los que viajaron con el contingente han manifestado hacer lo mismo ante el gobierno mexicano.

De forma oficial la Caravana terminó su recorrido en la CDMX, pero cientos de migrantes continuaron hasta la frontera

De acuerdo a Gaba Cortez, el caso de muchos de los migrantes que han llegado a Tijuana dentro de la Caravana Viacrucis del Migrante, “podría manifestarse en situaciones como las vividas por miles de haitianos que el año pasado llegaron a esta localidad, los que terminaron por quedarse a vivir en esta comunidad”.

Cabe recordar que de los más de 7 mil haitianos que a lo largo del 2016 y 2017 llegaron a Tijuana en un éxodo sin precedente, en donde muchos tenían la intención de solicitar asilo político en Estados Unidos, al menos unos cuatro mil de ellos se han integrado de manera formal a la economía de esta región, en donde se han empleado en la planta local de manufacturas o emprendiendo actividades comerciales por su cuenta.

A pesar de que la mayoría de los haitianos que llegaron a Tijuana han optado por quedarse en México, en la zona de Tijuana, solo una minoría de estos es la que ha realizado los trámites formales ante la autoridad mexicana para hacer legal su estancia en nuestro país, según lo revelan las estadísticas de la Comisión Mexicana de Ayuda a Refugiados (COMAR).

De acuerdo a las cifras del organismo dependiente de la Secretaría de Gobernación, en el 2016, de un total de 8 mil 796 solicitudes de asilo político que fueron recibidas, solamente 47 de ellas correspondieron a ciudadanos haitianos, de los que 23 desistieron o abandonaron el trámite, 23 concluyeron con los tramites de solicitud, uno más se encuentra en proceso, y solamente siete fueron beneficiados con el estatus de refugiado.

En el 2017 el número de solicitudes de asilo político recibidas por el gobierno mexicano, de parte de los haitianos que llegaron a nuestro país, aumentó considerablemente: se recibieron 436 peticiones, pero 48 fueron abandonadas o los solicitantes desistieron, por lo que se tramitaron en total 373 solicitudes, de las que tras la conclusión plenamente de 15 de ellas, ningún ciudadano haitiano fue beneficiado con el estatus de refugiado la autoridad migratoria mexicana.

Con el antecedente de la dificultad que representa para los extranjeros lograr la condición de refugiado en México, se estima que al menos una cuarta parte de los 695 migrantes que llegaron a Tijuana, solicitarán al gobierno su permiso para quedarse a radicar en forma permanente y legal.

Vidas Nuevas en el Camino

De acuerdo a las cifras dadas a conocer por la Pastoral de Movilización Humana, de la Iglesia Católica, que acompaña a la Caravana, el contingente que arribó finalmente a la ciudad fronteriza de Tijuana, está conformado ya por 345 hombres, 296 mujeres y 54 niños.

Entre el contingente de mujeres que busca una mejor vida, alejada de la violencia y la pobreza que las orilló a salir de sus países en Centroamérica, se encuentran 32 embarazadas, de las cuales tres de ellas ya han dado a luz en el camino, y que automáticamente han mejorado su posibilidad de ser ciudadanas mexicanas al tener hijos nacidos en el país.

+1,200 migrantes conformaban la Caravana al salir de Tapachula, Chiapas

Uno de esos casos es el Dinora, una nicaragüense que se “alivió” en el trayecto y que hoy con su recién nacido en brazos espera en Tijuana la posibilidad de buscar el asilo político en Estados Unidos, pero por lo menos incrementa su posibilidad de ser aceptada como refugiada en México.

De las mujeres embarazadas que se encuentran dentro del contingente, se espera que al menos 12 de ellas puedan dar a luz en los próximos tres meses, en tanto que otras 11 podrían tener a sus hijos antes de agosto próximo y otras seis lo harán después de septiembre.


Notas relacionadas

Nov 16, 2018
Lectura 2 min

Nov 13, 2018
Lectura 2 min

Comentarios