Con la declaración de validez de las elecciones federales de senadores de la República y diputados federales, y la asignación de legisladores en ambas cámaras del Congreso por la vía de representación proporcional, el Consejo General del Instituto Nacional Electoral (INE) dio por concluida una parte importante del proceso electoral.

De los 32 espacios de representación proporcional en el Senado, el INE informó que Morena tendrá 13 escaños, Acción Nacional (PAN) seis, el Revolucionario Institucional (PRI) también seis, uno el del Trabajo (PT) y a PRD, PVEM y Movimiento Ciudadano le corresponden dos a cada uno.

Sobre los 200 espacios de representación proporcional en la Cámara de Diputados se establecieron 85 para Morena, 41 para el PAN, 38 para el PRI, 12 para el PRD, 11 para el PVEM, tres para el PT y 10 para Movimiento Ciudadano.

El consejero electoral, Benito Nacif, destacó la representación histórica de mujeres en la próxima legislatura.

El consejero presidente del INE, Lorenzo Córdova Vianello, expuso que con la designación de diputados y senadores por la vía de representación proporcional se cumple con dar equilibrio de fuerzas políticas al Congreso de la Unión.

Explicó que a lo largo de 40 años este sistema mixto, el sistema proporcional en parte de la integración de los órganos representativos del Poder Legislativo, ha permitido compensar las naturales distorsiones del sistema de mayoría relativa.

Las senadurías y diputaciones plurinominales quedaron asignadas de la siguiente manera:

Al aprobarse la asignación de diputados y senadores por el principio de representación proporcional, los consejeros electorales coincidieron en la necesidad de revisar la forma de asignación, ya que, a su parecer, en el modelo y los criterios actuales a un candidato que gana por el principio de mayoría relativa y al mismo tiempo le corresponde un escaño por la vía proporcional, se le asignan las dos curules, una para él y otra para la candidatura suplente.