Ante la pandemia de COVID-19 en México, el papa Francisco otorgará una indulgencia plenaria a los mexicanos que no asistan a la Basílica de Guadalupe y respeten las medidas de las autoridades celebrando desde sus casas.

Y es que las autoridades capitalinas confirmaron que la celebración a la Virgen de Guadalupe en la Basílica ya no se llevará a cabo ya que cerrarán sus puertas del 10 al 13 de diciembre.

Por esta razón, la Arquidiócesis Primada de México aseguró que el pasado jueves 3 de diciembre, el cardenal Carlos Aguiar Retes envió una carta al papa Francisco para solicitarle la indulgencia plenaria.

Esta indulgencia plenaria se otorgaría a los fieles mexicanos que celebrarán a la Virgen de Guadalupe desde sus hogares, ya que las festividades presenciales no se podrían llevar a cabo en favor de las medidas sanitarias.


Le he pedido al Santo Padre, el papa Francisco, que nos concediera para motivación, aliento y esperanza, que los devotos reciban en su casa la indulgencia plenaria, con la cual pueden unirse en favor de sus hermanos difuntos. Como un consuelo, el papa lo ha concedido

Cardenal

Para tener la indulgencia, los guadalupanos deberán cumplir con ciertos requisitos:

1. Preparar un lugar de oración a la Virgen de Guadalupe en el hogar

2. Participar en las misas transmitidas desde la Basílica, a través de medios comunicación, como si lo hicieran de manera presencial

3. Orar por las intenciones del papa

4. Estar en gracia con Dios por medio de la confesión

5. Asistir a misa completa

6. Comulgar

Sin embargo, las últimas tres se podrán realizar en cuanto las condiciones sanitarias lo permitan, mientras tanto, se puede optar por realizar un examen de conciencia.

Lee: Papa Francisco viajará a Irak en marzo de 2021… si la pandemia de COVID-19 lo permite