El Instituto de Vivienda de la Ciudad de México (INVI) ofrece dos programas a los que pueden acceder personas de escasos recursos que deseen remodelar su casa o acceder a una vivienda nueva en la capital del país.

Por un lado, el programa de Mejoramiento de Vivienda permite a los beneficiarios obtener un crédito con tasa cero para financiar las obras de remodelación de sus casas. Además del financiamiento, proporcionan asesoría técnica para rehabilitar los inmuebles.

Los créditos también cubren los gastos del proceso de construcción, estudios, proyectos, trámites legales, gastos notariales y administrativos con el objetivo de “detener, prevenir o resolver el deterioro del inventario habitacional”, explica el instituto.


“Ampliar el espacio de una vivienda ya construida, elevar la calidad de vida y de la urbanización con la finalidad de incrementar su valor, la superficie y la calidad de la vivienda, considerando las necesidades de sustentabilidad”.

¿Y si quiero una vivienda nueva?

El programa Vivienda en Conjunto ofrece créditos con tasa cero de intereses para acceder a viviendas nuevas terminadas o para la adquisición y rehabilitación de viviendas en inmuebles catalogados y no catalogados por el Instituto Nacional de Antropología e Historia, el Instituto Nacional de Bellas Artes o la Dirección de Sitios Patrimoniales de la Secretaría de Desarrollo Urbano y Vivienda.

En el caso de la vivienda nueva, se puede financiar con recursos del INVI o de otras fuentes de financiamiento.

Esta modalidad corresponde a la construcción de vivienda nueva en predios con uso habitacional y con factibilidad de servicios “en un proceso único de edificación que cumplia con las necesidades de área construida, seguridad estructural, instalaciones, servicios, áreas privadas y de uso común”.

Por otro lado, la adquisición de vivienda en inmuebles catalogados y no catalogados se refiere a la compra de ésta por parte de sus ocupantes e incluye la remodelación del inmueble.

También se puede acceder al programa de vivienda progresiva, que corresponde a la edificación de un inmueble a través de su construcción por etapas y puede ser horizontal o vertical.

Asimismo, se puede acceder a una vivienda nueva o usada que sea propiedad de terceros o adquirirla a través del arrendamiento con opción a compra; es decir, sujeta a un pago de rentas para que éstas sean consideradas como parte de la adquisición final.

Finalmente, se encuentra la modalidad de condominio familiar, donde se otorga un crédito para cubrir los gastos del proceso de construcción de un condominio.

Este programa se otorga, mayoritariamente, a personas de bajos recursos y en condición de vulnerabilidad, como indígenas, adultos mayores, madres solteras, jefas de familia y personas con discapacidad.

También tienen preferencia quienes habitan en zonas de alto riesgo y las personas asentadas en campamentos o inmuebles con valor patrimonial.

Quienes pueden acceder a ambos programas son las personas pertenecientes a la Ciudad de México, mayores de 18 años no ser propietarios de alguna vivienda en la capital a menos que sea el lugar donde se aplicará el financiamiento; tener un ingreso hasta de 5 veces el salario mínimo y un máximo de 64 años de edad, de lo contrario, tener un deudor solidario.

Para conocer la totalidad de requisitos y documentos a reunir, pueden ingresar a este sitio web o visitar, una vez que las medidas sanitarias lo autoricen, las oficinas del INVI en el número 660 de la calle Canela, primer piso, colonia Granjas México de la alcaldía Iztacalco.

Te puede interesar:Esto tendrás que ahorrar para comprar una casa propia