La cantante cubana Dayami Lozada, conocida como la “Barbie de la salsa”, fue asesinada el sábado en Cancún, Quintana Roo.

La mujer falleció tras recibir cinco disparos en su residencia ubicada en el fraccionamiento Hacienda Real del Caribe, donde vivía desde hace varios años.

Según versiones preliminares, el asesinato ocurrió en la calle Hacienda Ciénega de la Supermanzana 210.

Hasta el momento se desconoce si fue un ataque directo contra la artista cubana o si los asesinos perseguían otro objetivo.

Fueron sus vecinos quienes llamaron al número de emergencias

La artista antillana llevaba más de 15 residiendo en Cancún, donde alcanzó popularidad cantando en bares y centros nocturnos.

Lozada, de 44 años, dejó tres hijos huérfanos, dos varones de cinco y ocho años y una joven de 20 años.

Lee: Las causas de inseguridad y violencia en Quintana Roo

Cancún es una de las ciudades más violentas de México, con una tasa de criminalidad del 36,3% y 307 homicidios con una población de 911.503 habitantes, según el más reciente censo de población realizado por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía.

Quintana Roo también registra 2.29 feminicidios por cada 100 mil mujeres, lo que lo coloca en un vergonzoso segundo lugar nacional como entidad con más crímenes contra mujeres, según cifras del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP).

Mientras que Cancún ocupa el lugar número ocho del listado nacional del SESNSP en este ranking de violencia de género.