TV Azteca también lanzó sus dardos contra Dish, mencionando los nombres de Joaquín y Ernesto Vargas, de MVS

https://www.youtube.com/watch?v=nfZ_O68JaO8

La guerra abierta entre Emilio Azcárraga en mancuerna con Ricardo Salinas Pliego y Carlos Slim Helú, arrecia cuando están a punto de negociarse las leyes secundarias de la Reforma de Telecomunicaciones, aprobada el año pasado.  

Una lucha de titanes para evitar ser regulados y desmembrar sus monopolios se observa en comunicados de prensa, desplegados, artículos y declaraciones. 

Y ese, es solo el inicio.

Ante la inminente medida que hará el Instituto Federal de Telecomunicaciones a las televisoras para regular su preponderancia, los magnates sacaron las uñas.

El conflicto de las televisoras obedece a que una vez aprobada la reforma de telecomunicaciones, Dish subió a su señal los canales de televisión abierta de Televisa y Televisión Azteca, para cumplir con el mandato de ofrecer must carry y must offer.

El caso está siendo analizado por el Ifetel, lo mismo que una investigación sobre la preponderancia de Televisa y América Móvil.

La llegada de las leyes secundarias al Congreso de la Unión prevista para los próximos días arreció la batalla entre el duopolio Emilio Azcárraga-Ricardo Salinas y Carlos Slim.

Sin embargo, en el fondo lo único que quieren las empresas de televisión abierta es ejercer presión para que no las regulen, o que las regulaciones sean moderadas y a su conveniencia.

Hace dos días, Dish, empresa formalmente del grupo MVS de Joaquín y Ernesto Vargas, pero que se ha afirmado es realmente una más de las empresas de Slim, solicitó al Ifetel que declare a Televisa de Azcárraga como agente económico preponderante y le imponga obligaciones específicas.

Ello debido a que concentra el 50 por ciento de audiencia en TV abierta y en suscriptores de televisión restringida de sus empresas Televisa, Cablemás, Cablevisión, TVI y Sky.

De ahí que la empresa exigió al Ifetel que se imponga regulación asimétrica a Televisa para evitar la integración vertical del grupo en televisión abierta y restringida, con lo que continuaría siendo “una barrera para la competencia”.

Pelea entre medios

En un artículo publicado en The Wall Street Journal en marzo de 2012 Emilio Azcárraga Jean iniciaba lo que sería una serie de enfrentamientos que, ahora que están por decidirse las leyes secundarias, ha desatado publicaciones en algunos medios de parte de los protagonistas que serían afectados. 

Al propietario del consorcio Telmex-Telcel, Carlos Slim, lo acusó de luchar con uñas y dientes para bloquear la competencia en las telecomunicaciones.

En esa publicación le aclaró que según datos de la OCDE, México pierde 2.2 puntos del PIB por las tarifas telefónicas tan elevadas, y justificó su alianza con Iusacell, de Salinas Pliego, para bajar los precios.

Arremetió contra el Ifetel por rechazar la compra del 50 por ciento de las acciones de Iusacell, y se blindó al asegurar que no habrá colusión con su competidor TV Azteca.

TV Azteca también lanzó sus dardos contra Dish, mencionando los nombres de Joaquín y Ernesto Vargas, por lucrar con la señal de sus canales 7 y 13,  en un desplegado publicado en algunos medios. 

“Utilizan una interpretación mañosa de la Constitución para violar la Ley y beneficiarse económicamente”, dice el comunicado publicado esta semana. 

Y agrega: “Manipulan el espíritu de la Reforma de Telecomunicaciones inscrita en el Pacto por México para intentar engañar a los mexicanos”. 

En declaraciones anteriores exigió al Ifetel incluir a la televisora satelital en la declaración de preponderancia de Teléfonos de México (Telmex).

“Dish viola la Ley y los derechos de todos, obteniendo grandes beneficios económicos de los 2.5 millones de suscriptores a los que se les cobra una nueva tarifa por subir las señales de televisión abierta”, denunció en su momento.  

Antes, fuentes del Grupo Salinas habían asegurado  que quien está detrás de Dish no es la familia Vargas, sino el empresario Carlos Slim, quien a través de su empresa Telmex “vende, instala, factura y cobra los servicios de Dish.

“Es, de facto, propietaria y se hace cargo de esa operadora de televisión restringida”.

Y fue más allá, sostuvo que la familia Vargas “no cuenta con capacidad financiera” para sostener a Dish.

“Ni Joaquín ni Ernesto Vargas cuentan con capacidad de sostener ese esquema de negocios; todo parece indicar que ambos son empleados de Carlos Slim”.

Esta presión mediática de los tres gigantes obedece al silencio que ha mantenido el Instituto en los temas de preponderancia económica y los lineamientos para la aplicación del must carry y must offer que habrán de conocerse el próximo 9 de marzo.

Para resolver las diferencias por la retransmisión de señales de televisión abierta en sistemas de paga, el Ifetel debe agilizar sus decisiones.

Y una vez que declare empresas preponderantes,  deberá aplicar una regulación asimétrica para establecer obligaciones específicas en términos de información, oferta, calidad de servicios y acuerdos en exclusiva.

Negocian en lo oscurito

Los expertos creen que las negociaciones con los legisladores aún se están definiendo en privado,  para que cada  quien logre lo más conveniente

Jorge Fernando Negrete, director de Mediatelecom Policy and Law, afirmó que con estos debates mediáticos las empresas buscan esquivar una eventual imposición de obligaciones específicas que establece la Constitución.

La presidente de Observatel, Irene Levy, señaló en entrevista con Noticias MVS que las demandas ante Ifetel presentadas por Dish, Televisa y TV Azteca,  muestran cómo se ha incrementado la tensión por el retraso en la leyes secundarias.

Levy apuntó que dicho retraso es deliberado y se debe a que los involucrados aún están negociando, “y a que la iniciativa que se presente tendrá pocos cambios del Legislativo”. 

En su opinión, Televisa y TV Azteca no quedaron conformes con la aprobación de la reforma y se cubren entre ellas.

Prueba de ello, dijo, es que ante la demanda de Dish hacia Televisa para que se declare a esta última “actor económico preponderante”, sea TV Azteca la que responde a la acusación mediante un desplegado.

Reconoció que para la aprobación de las leyes secundarias en telecomunicaciones no se requieren las dos terceras partes de los votos, basta con la alianza PRI y PVEN.

Llegaron las fechas

De acuerdo con el Instituto de Derecho a las Telecomunicaciones (IDET), el IFT tiene hasta el 10 de marzo para imponer a América Móvil y sus subsidiarias Telmex y Radiomóvil una regulación asimétrica en tarifas, infraestructura de red y desagregación  efectiva de sus redes locales.

Si están en contra, tanto Slim como Azcárraga podrán impugnar el señalamiento preliminar hecho por el IFT el 9 de marzo, mientras concluye la elaboración de las leyes secundarias de la reforma.

En 2012 la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), elaboró un estudio sobre las telecomunicaciones a petición de la Cofetel y la SCT.

El resultado no fue satisfactorio pues ya desde entonces advertía sobre la falta de  competencia  en en el sector, lo que ha provocado elevados precios, baja penetración de los servicios y pérdida de bienestar de la población.

Tan elevados podrían ser los precios que, según la OCDE, la disfuncionalidad del sector de telecomunicaciones en el país superó los 129 mil millones de dólares del 2005 al 2009, es decir, un impacto del 1.8 por ciento del PIB anual.

TV de paga, la gran apuesta

La multinacional mexicana América Móvil tiene un nivel de capitalización de 100 mil millones de dólares.

De acuerdo con el reporte ante la Securities and Exchange Commision, la familia Slim ejerce el control de la compañía a través del fideicomiso de control, Inmobiliaria Carso, y de la tenencia directa de acciones.

El grupo de control que encabeza Carlos Slim Helú mantiene una tenencia accionaria de 42 por ciento. De ahí que el negocio de las telecomunicaciones es la gran apuesta de negocio del hombre más rico del mundo.

En materia de telecomunicaciones el segmento de televisión de paga y servicios convergentes se consolida como uno de los más dinámicos dentro del sector.

Hasta el tercer trimestre del año pasado registró un crecimiento consolidado del 10.3 por ciento anual, lo que le permitió generar ingresos por 14 mil 942 millones de pesos, según la consultora especializada en TIC, The competitive Intelligence Unit (CIU).

Los ingresos obtenidos por este segmento de las telecomunicaciones representan el 12 por ciento del total de crecimiento del sector.

El segmento de paga registró un dinamismo del 9.9 por ciento de enero a septiembre del año pasado, y sus ingresos ascendieron a 37 mil 725 millones de pesos en tres semestres.

Entre los operadores de servicios que componen el segmento, Sky contabilizó los mayores ingresos durante el tercer trimestre de 2013, al obtener ingresos por 4 mil 90 millones de pesos.

Megacable ocupó el segundo lugar con ingresos por 2 mil 475 millones de pesos, 9.7 por ciento más que en 2012. Una parte de sus recursos los obtuvo por el servicio de video que ofrece.

Cablevisión obtuvo ingresos por 2 mil 176 millones de pesos y Cablemás mil 569 millones de pesos.

Por suscriptores, Cablevisión obtuvo un aumento de 37.8 por ciento en usuarios de Internet; 29.5 en telefonía fija, y 9.5 en TV de paga.

Cablemás logró aumentar 24.2 por ciento sus usuarios de Internet; 14.5 los de telefonía fija y 7.3 los de TV de paga.

Dish es el operador que cuenta con la menor participación en los ingresos del segmento con 459 millones de pesos al tercer trimestre de 2013 y 2.2 millones de suscriptores.

El resto de los operadores de servicios de televisión de paga crecieron, en conjunto, 8.9 por ciento y registraron ingresos por 2 mil 259 millones de pesos.

Sin mucha objetividad 

Los comunicadores Carlos Loret y Joaquín López Doriga, empleados de Televisa, se lanzaron a defender a su empresa a través de sus escritos en otros medios impresos. 

‘Slim 4-0 Azcárraga’
El marcador va 4-0. Parece tan abultado como el que le propinó el León (propiedad de Slim) al América (de Azcárraga) en la final más reciente del futbol mexicano.
Hasta ahora, la reforma en telecomunicaciones suena a Ley Pro-Slim.
(Como es bien conocido, trabajo en Televisa. Lo expongo porque estoy a favor de que transparente lo que puede motivar cualquier opinión sobre el tema, como lo expuse en “Slim vs. Azcárraga… y la prensa” del pasado 8 de enero)
Disculpe, ¿usted es senador o Telecel-nador? ¿Usted es diputada o Dish-putada?
> Carlos Loret de Mola
El Universal, 5 de febrero 2014

‘A partir de una mentira’
Nunca había escrito una línea ni manejado en radio ni en televisión el tema de telecomunicaciones, en el que concurren tantos intereses y tantas voces interesadas.
Hoy lo hago por primera vez, porque veo que se ha convertido en monopolio de quienes, siendo parte interesada, se presentan como si no lo fueran.  (…)
Jamás se dio el encuentro Peña Nieto-Azcárraga el 2 de enero en Valle de Bravo, que reveló Villamil, y a partir del cual Aristegui y Corral, que lo dieron por cierto, sostienen que la ley viene mal porque defiende los intereses de Televisa y no los de Telmex.
> Joaquín López Dóriga
Milenio Diario, 6 de febrero, 2014 

La concentración

Los ingresos por televisión de paga están concentrados en pocas empresas. Estos son los números reportados en ganancias durante el tercer trimestre de 2013 por las industrias televisivas.

> 14,942 mdp
Total de ganancias

> 459 mdp
Dish

> 9,749 mdp
Televisa a través de Sky, Cablevisión y Cablemas

> 2,475 mdp
Megacable

> 2,259 mdp
Pequeñas empresas de televisión de paga

Grandes números
Los siguientes proveedores de telefonía móvil, fija, banda ancha y televisión, en México, tienen los siguientes porcentajes del mercado.

América Móvil 
> 70% Telefonía móvil 

Televisa 
> 60% de la audiencia televisiva 

Telmex
> 82.5% telefonía fija
> 56.2% banda ancha

Telcel 
> 72.7% telefonía y banda ancha móvil