¡Tu navegador no soporta JavaScript!
Reporte
MTY
imagen principal

ElecciónExtraordinaria

Arranca la guerra sucia

Jesús Padilla

Acusaciones y descalificaciones forman parte de la guerra que comienza hoy y amenaza por mantenerse los 15 días que estarán en campaña los candidatos por la Alcaldía de Monterrey, pese a la firma de un pacto por la civilidad convocado por Adrián de la Garza, que Felipe Cantú rechazó


Dic 5, 2018
Lectura 6 min
portada post

Hoy los nueve candidatos a la Alcaldía de Monterrey inician 15 días de campaña. Se trata de una elección extraordinaria donde la guerra sucia, estrategia preferida para conseguir votos, no cambia.

En redes sociales circula un video en contra del candidato del Partido Acción Nacional, Felipe de Jesús Cantú, con la leyenda: “no seas como Felipe, no seas tramposo”. En el audiovisual de menos de un minuto una madre le pregunta a su hijo sí acudió a votar, robó casillas o falsificó votos. Éste le muestra su pulgar con una mancha que él mismo se dibujó con marcador negro.

En la escena siguiente aparece el ganador de la elección, a quien un periodista le pregunta si quiere enviar un mensaje a los tramposos

“A pesar de todo la democracia vuelve a imponerse en Monterrey, y sí, les volvimos a ganar, cero y van dos”, responde el personaje.

Ya existían antecedentes de las descalificaciones y acusaciones entre los candidatos del PAN, Felipe de Jesús Cantú, y del PRI, Adrián de la Garza.

En el mes de noviembre, cuando ya se sabía de la decisión de la Sala Superior del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) de anular los comicios, Cantú culpó a Adrián de la Garza por, supuestamente, colocar varias mantas en vialidades con la consigna #TeCacharonFelipe. Incluso increpó a un hombre y a un joven en la avenida Garza Sada

Rechazan pacto de civilidad

Las acusaciones como parte de la maquinaria para obtener sufragios tampoco se hicieron esperar. A un día de iniciar las campañas por la Alcaldía de Monterrey, ocho de los nueve candidatos asistieron al restaurante del hotel Sheraton Ambassador para pactar por la civilidad, pero Felipe de Jesús Cantú y Patricio Zambrano manifestaron su rechazo.

Al llamado “Desayuno por la civilidad” acudieron además del abanderado del PRI, Patricio Zambrano, del PT; Ana Villalpando, del PRD; Adalberto Madero, del PVEM; Iván Garza, de MC; Jesús Abascal, al frente de RED; Sandra Pámanes, de Nueva Alianza y el independiente Pedro Alejo.

La reunión tuvo como propósito enviar un mensaje de unidad. Celebrar una elección limpia de ataques y sin contratiempos este 23 de diciembre, y también alentar a los ciudadanos a ejercer su derecho al voto ante la posibilidad de abstinencia fueron los principales acuerdos de los candidatos.

Ocho de los nueve candidatos asistieron al restaurante del hotel Sheraton Ambassador para pactar por la civilidad

A través de su cuenta de Twitter, el candidato priista expresó que todos los aspirantes a gobernar la capital de Nuevo León coincidieron en llevar a cabo una campaña de propuestas y no una guerra sucia. Sin embargo, el panista, Felipe Cantú, dijo que el pacto de civilidad es ilegítimo y aceptó firmarlo sólo si lo convoca la Comisión Estatal Electoral (CEE).

A través de un video que publicó en su cuenta de Twitter, Cantú reveló que fue invitado al desayuno, pero comentó que se negó a asistir por el daño que le ha hecho el PRI a Monterrey.

“El PRI no tiene la calidad moral ni la legitimidad para convocarlo (…) Yo sí estoy a favor de firmar un pacto o un acuerdo de civilidad. Por lo mismo, lo que digo es que la Comisión Estatal Electoral nos convoque a todos los candidatos y firmemos un acuerdo formalmente que sea cumplible por todos para que tengamos civilidad en este proceso electoral”, mencionó el albiazul en el audiovisual.

Cantú, posteriormente, atendió a medios de comunicación para ratificar que el tricolor no tiene calidad moral ni legal para convocar al pacto por la civilidad.

“No nos podemos juntar con quien se robó la elección. Nosotros sabemos que hay un interés de los candidatos para hacerle la pala al PRI, para manchar la imagen de nuestro partido y del candidato de Acción Nacional”, dijo en respuesta a la reunión de los candidatos de otros partidos ayer por la mañana.

“El Pato” Zambrano fue el segundo en manifestarse en contra a través de su cuenta de Twitter. Escribió que su pacto con la civilidad es con la gente de Monterrey, no con quien se robó la elección del pasado 1 de julio.

“La verdad no tienen vergüenza (…) Perdón pero es la verdad ¿ahora baños de pureza?”, consignó el candidato del PT al que Morena y el Partido Encuentro Social (PES) le dieron la espalda.

El abstencionismo como reto

Los candidatos que participan en la próxima elección extraordinaria por la Alcaldía de Monterrey no sólo competirán entre sí para buscar el voto ciudadano, también tendrán que hacer frente al abstencionismo que amenaza a la jornada electoral.

En la elección del 1 de julio de 2018, el Programa de Resultados Electorales Preliminares (PREP) de la CEE de Nuevo León informó que con 94 por ciento de las actas computadas se alcanzaron 371 mil 199 sufragios.

En entrevista con Reporte Índigo, Patricio Zambrano mencionó que este fenómeno de no acudir a votar es parte de la cultura mexicana.

“El abstencionismo es parte de una cultura de México, y si me están hablando de una fecha del 23 de diciembre, en donde la mayoría de la gente sale de vacaciones, creo que va haber mucho más abstencionismo que la vez pasada”, señaló el candidato petista.

Para “El Pato” Zambrano la gente no tiene la culpa por no salir a votar. Él acusa al priista Adrián de la Garza y al panista Felipe de Jesús Cantú.

“Y todo esto se deriva de la inmensa avaricia por el poder que tienen estos dos señores que provocaron todo este movimiento y que nos constará 50 millones de pesos”, comentó Zambrano.

El candidato del PAN, Felipe de Jesús Cantú, por su parte, dice que la fecha para la elección extraordinaria, es decir, el 23 de diciembre, no quita tiempo para cumplir con las obligaciones cívicas.

“Por supuesto que hay planes que normalmente se hacen para esos días, pero sí te dan la oportunidad de distraerte un rato para cumplir con tus obligaciones cívicas. Esto va implicar un doble esfuerzo para los aspirantes para motivar a la gente para que participe, es un reto mayor”, afirmó en entrevista con Reporte Índigo.

Cantú consideró que se trata de una elección exprés en comparación con la del 1 de julio. En lugar de que los votantes deban marcar seis boletas, sólo tendrán una, y en vez de instalar y hacer seis cómputos en la casilla, sólo se va hacer uno, lo que puede motivar al elector

“Lo que está en juego no es un partido político o un candidato, lo que está en juego es el futuro de la ciudad en la que vivimos”, aseguró el abanderado albiazul al tiempo que invitó a los regiomontanos a acudir a las urnas.

Comentarios