La comercialización de árboles navideños de origen natural va en aumento.

Los pinos naturales en México para la temporada navideña tuvieron una venta de alrededor de 800 mil ejemplares, que forman parte de lo que se conoce como prioridad para el consumo nacional que establece la Comisión Nacional Forestal (Conafor).

La utilización de arboles navideños naturales para decorar no sólo es fomentado por organizaciones ambientales e instituciones como la Comisión Nacional Forestal. También su reciclaje, para ser utilizado como composta.

El uso de los pinos en temporada navideña debe ser revisada, pues su vida útil es de mes y medio, y su destino es incierto cuando, institucionalmente, no se toma importancia a un programa de recolección.

Y es que según la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales sólo el 10 por ciento de los árboles de navidad son reciclados.

Desde enero de 2010 Proyecto Ecovía, organización ambientalista, desarrolló una campaña que inició recolectando 238 arbolitos y que ha ascendido a 10 mil 610 arboles en el pasado año 2014, con la incorporación de los ayuntamientos de la Zona Metropolitana de Guadalajara.

Fue hasta el año 2011 cuando la capital tapatía se adhirió al proyecto de recolección y se lograron reciclar mil 124 arboles naturales. Para el año 2013 se incorpora el municipio de Zapopan y en el pasado 2014 ya se contaba también con Tlajomulco, generando 21 mil 220 kilogramos de composta producto de la trituración de más de 10 mil arbolitos, con el que se abonó 4.5 hectareas de áreas verdes.

Fue así como el ayuntamiento de Guadalajara informó que a partir del 16 de enero se habilitarán cuatro centros de acopio para recolectar arbolitos navideños en la capital tapatía, informó Juan Luís Sube Ramírez, director de Medio Ambiente del municipio.

“Esperamos una buena respuesta de los ciudadanos, calculamos llegar a recolectar más de tres mil arbolitos, que son los que se obtiene en promedio según años anteriores”, dijo Sube Ramírez.

Los centros habilitados para esta actividad estarán abiertos de 10 a 17 horas, los días sábados y domingos a partir del 16 de enero. Se instalarán en los parques San Jacinto, Agua Azul, Los Colomos y Alcalde.

A cambio del arbolito reciclado se entregará una flor de ornato. Para hacer conciencia de la importancia de esta actividad se distribuyeron cuatro mil etiquetas sobre la campañas, para que al ser recolectados se trituren y se haga composta para las áreas verdes, camellones y jardines de la ciudad.

“En México se consumen anualmente alrededor de 1.3 millones de arboles de navidad y solamente se siembran unos 800 mil, lo que significa que tenemos que exportar y eso implica mayores impactos al medio ambiente”, señaló el directivo tapatío.

Arbolitos, actividad productiva

En México las especies más comunes de arboles que se utilizan como ornato navideño son los pinos, abetos, cedros y otros como ciprés de Lwason y el thuja.

Los arboles se cultivan en plantaciones forestales comerciales y viveros especializados que están bajo la supervisión de la Conafor, a través del Programa Nacional Forestal (Pronafor), estableciéndose entre dos mil 200 y cuatro mil 400 arboles por hectárea, de los cuales e aprovecha el 90 por ciento.

Este tipo de plantaciones son de vital importancia para la economía nacional, además de ser atractivas ya que pueden generar ingresos netos entre los 300 y 500 mil pesos por hectárea.

La importancia de estas especie de arboles para este año se estiman entre 900 mil y un millón. Y aunque los estados líderes de producción de este tipo de arboles son el Estado de México, Guanajuato, Distrito Federal, Coahuila, Veracruz, Durango, Michoacán y Puebla, Jalisco también se encuentra entre los 24 estados que generan las más de 10 mil hectareas dedicadas a esta actividad.

Ya que la producción y consumo de arboles navideños en la región no es baja. El pasado cuatro de diciembre el gerente de la Comisión Nacional Forestal en Jalisco, Adrián Hernández Herrera, informaba que eran tres los principales municipios productores de arboles de navidad en Jalisco.

Zapopan, Mascota y Tapalpa son los tres principales productores de la entidad, además de hacerlo bajo un manejo sustentable certificado por el organismo federal.

Entre los tres municipios generan alrededor de 27 mil arbolitos que abonan a la demanda de este recurso navideño de decoración, de tal forma se promueve la compra de pinos con procedencia legal y sustentable.

Debido a que la demanda nacional de estas especies no puede ser cubierta con la totalidad de lo que se produce en México, la cuál sólo alcanza para cubrir el 65 por ciento de ésta. El resto, un millón 200 mil, son de importación principalmente de Oregón, Estados Unidos, y Canadá.

Es de vital importancia que los arboles sean de procedencia legal ya que la Norma Oficial Mexicana 013 de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) se encarga de regular el ingreso de arboles de navidad para evitar plagas y enfermedades derivadas de éstas.

Ya que el país no está exento de recibir pinos infectados, por lo que del tres de noviembre al 11 de diciembre se llevó a cabo el ‘Programa de Verificación e Inspección a la Importación de Árboles de Navidad Temporada 2015’, por parte de la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa).

En esta edición se verificaron 913 mil especies de pino provenientes de Estados Unidos. 18 mil 164 cumplieron con la normatividad ambiental, mientras que a 18 mil 164 se les impidió el acceso al tierras mexicanas por portar plagas.