El Senado de la República aprobó en lo general y en lo particular once reformas constitucionales que, tras el consenso del Pleno, se avalaron por los legisladores mediante la mayoría calificada, debido a que no tenían connotaciones políticas, de fondo o de interés particular y sí el propósito de beneficiar a los mexicanos.

Al respecto, el presidente de la Mesa Directiva, Eduardo Ramírez Aguilar, determinó que, después de la discusión de los respectivos dictámenes, se votara en conjunto las reformas que, por reglamento, lograron las dos terceras partes de los votos de los legisladores presentes.

Hasta el cierre de esta edición, la sesión ordinaria continuaba con la aprobación de cuatro nombramientos, entre otros puntos que se incorporaron a la agenda legislativa.

Tal fue el caso de la prohibición de la figura antidemocrática de las “partidas secretas” en el Presupuesto de Egresos de la Federación, de las cuales el presidente que estuviera en turno podía disponer de manera arbitraria desde 1917.

Al presentar la minuta de la Cámara de Diputados, el senador por Morena, Martí Batres, destacó que se trata de una decisión con valor histórico eliminar el cuarto párrafo, de la facción IV, del artículo 74 Constitucional.

Sin embargo, el panista Julen Rementeria –quien votó a favor– cuestionó que en la actual administración federal, no se hable de partida secreta, sino de “ahorros” que usa el presidente de la República, cuando en realidad se trata de un subejercicio del presupuesto que se utiliza para “obras faraónicas”.

En respuesta, los senadores de Morena destacaron que la prohibición de partidas secretas, forma parte de la abolición de privilegios de la clase política, reforma distintiva del momento de transformación que vive el país.

Justicia digital entre las reformas constitucionales

Durante la segunda sesión ordinaria presencial, en otro punto los senadores aprobaron modificar el artículo 17 de la Constitución Política, con el fin de garantizar el acceso ágil y oportuno a la justicia digital, a través del uso de tecnologías de información y comunicación.

De acuerdo con el dictamen, la pandemia por COVID-19 ha relevado la urgencia de adoptar innovaciones tecnológicas en procesos que requieren de celeridad, transparencia y eficacia, como es el caso de las disputas que se debaten en los tribunales.

Desde la tribuna, Sylvana Beltrones, del PRI, refirió que aprobar estos cambios significará ahorro de recursos, celeridad en resolución de los casos, accesibilidad de grupos vulnerables, publicidad, mayor transparencia, disminución, incluso erradicación por completo del uso de papel, imparcialidad a los juzgadores y facilitar el trabajo en casa.

Justicia cívica

En otros temas, las y los senadores aprobaron diversas disposiciones constitucionales para que se reconozca en la Constitución al español y las 68 lenguas indígenas, con sus variantes lingüísticas, como lenguas nacionales, mientras que en otro dictamen se aprobó reconocer los símbolos patrios para fomentar la identidad nacional en todo el país y fortalecer el federalismo.

También puedes leer: Senado elimina “partida secreta” del presidente que permitía operación opaca de dinero