El Pleno de la Cámara de Diputados aprobó reformas a la Ley Federal del Trabajo en materia de teletrabajo, también conocido como home office.

Manuel Baldenebro, presidente de la Comisión del Trabajo, dijo que en la reforma se contemplan obligaciones para el empleador de proporcionar los medios y herramientas tecnológicas al empleado, a fin de que realicen sus labores a través de esta nueva modalidad.

Los patrones también tendrán que asumir gastos que se deriven de la jornada laboral, respecto al derecho de desconexión, mecanismos de capacitación y asesoría para uso adecuado de tecnologías de la información y comunicación.

Mientras el trabajador tendrá como obligaciones especiales, el resguardo y conservación de los insumos que se le proporcionen para desarrollar sus labores.

Se respetarán los datos personales, el derecho a la privacidad del empleado, y su derecho a desconectarse, lo anterior para no recibir llamadas de sus superiores a horas distintas al horario laboral.

El diputado del PRI, Isaías González Cuevas, dijo que estas reformas garantizar que los empleados no reciban llamadas de los patrones el día de sus descansos, por lo que se respetaran los horarios de la jornada laboral.


“La desconexión digital, el derecho de la personal teletrabajadora a su privacidad posterior a la conclusión del horario de la jornada laboral. Asimismo, garantizar en el periodo vacacional, días de descanso obligatorio, estado de gravidez, incapacidad, para no contestar llamadas telefónicas a la hora que quieran o a la hora que se le antoje a algunos patrones y desconectarse de internet y cualquier medio tecnológico de comunicación”, señaló el también dirigente de la Confederación Revolucionaria de Obreros y Campesinos (CROC).

La Secretaría del Trabajo deberá emitir normas sobre el uso de micrófonos y cámaras en la modalidad de teletrabajo, así como en materia de condiciones especiales de salud y seguridad.

El proyecto analizado en conjunto con los senadores de la República, refiere que las labores realizadas en proporción del 40 por ciento o más, fuera del centro de trabajo, se considerará teletrabajo.

Se establece que las condiciones generales de trabajo deberán estar establecidas legalmente, para que no haya exclusión ni incumplimiento de derechos de ley.

Se prevé que el teletrabajo esté contemplado en el contrato colectivo; aunado a que los trabajadores en esa modalidad podrán ejercer sus derechos a asociarse y participar en sindicatos.

Lee también: Home Office, digitalizarse en la pandemia