La industria alimentaria tiene que aprender a donar los alimentos que no podrá vender y que son aptos para el consumo humano, considera Raquel González, estudiante de doctorado en Ciencias de la alimentación por la Universidad de Valencia y colaboradora de Labdo.

“Hay países que tienen leyes en cuanto a donar alimentos que se desperdician, creo que eso es un punto también importante para la industria”, explica la nutrióloga.

Los productores de alimentos deben de involucrarse en el tema e implementar medidas para evitar el desperdicio y combatir por otro lado el hambre.

“Yo creo que la industria está dando pasos, se está incluyendo en el tema de sostenibilidad, pero creo que aún falta, es un gran paso que todos los países se reúnan para tener leyes que tengan que ver en cuanto al desperdicio alimentario. Tengo conocimiento que en algunos países se multa el desperdicio alimentario en supermercados, en restaurantes, pero son pequeños pasos que considero tienen que ser replicables a nivel mundial”, expone Raquel González.

La disminución del desperdicio de alimentos es un esfuerzo que requiere de todos los países del mundo y por ello la situación es tan compleja, afirma la especialista.

“El desperdicio alimentario, si fuera un país, sería el tercero más grande del mundo después de China y Estados Unidos, tienes incidencias ambientales, económicas, sociales, porque en contraste con el desperdicio de alimentos está el hambre en el mundo. Creo que es un punto que los objetivos del desarrollo sostenible han considerado para el año 2030 y para el 2050”, señala la experta.

“Tiene una solución global, planetaria, pues si es que todos nos incluimos en este objetivo tiene solución todavía, pero es algo que tenemos que tomar en consideración y un punto importante es el consumidor”, expone la nutrióloga.

Afirma que es fundamental tomar en cuenta que la producción de alimentos genera gasto de recursos naturales y humanos.

“El alimento no solamente es lo que se tira, también es la energía, el agua, la tierra, todo lo que conlleva producirlo, eso es lo importante en torno a la sensibilización y el consumo, por eso es importante la planificación de alimentos”, afirma.

Te puede interesar:

Se ‘infla’ desigualdad alimentaria y desperdicio de comida

Podemos hacer algo, regular el consumo ante desperdicio