El Gobierno de la Ciudad de México dio a conocer el programa de Renovación de la Policía de Tránsito, con el que el cuerpo se reorganizará para que en su operación haya mayor transparencia y honestidad.

Omar García Harfuch, titular de la Secretaría de Seguridad Ciudadana (SSC), mencionó que el nuevo subsecretario de control de Tránsito será Francisco Javier Moreno Montaño. Mientras que el actual titular, Jorge Alfredo Alcocer Rosales, dejará el cargo pero continuará en la SSC.

“El licenciado Francisco Javier Moreno Montaño cuenta con más de 16 años de experiencia en seguridad pública, en instituciones policiales federales, estatales y municipales, con conocimientos, desde patrullaje urbano por ser policía de carrera, hasta inspección y supervisión de la función policial en Asuntos Internos“, detalló García Harfuch.

Asimismo, el titular de la SSC mencionó que la reorganización de la Policía de Tránsito constará de tres ejes: un cuerpo especial en infracciones, simplificación de las multas de tránsito y modificaciones al Reglamento de Tránsito.

Según el funcionario, el primer eje trata de la creación del Cuerpo Especial Capacitado de Policías de la Subsecretaría de Control de Tránsito para imponer infracciones.

“Sus integrantes contarán con una certificación, utilizarán uniformes y vehículos distintivos para su fácil identificación; estarán equipados con cámaras de solapa y tendrán acceso a incentivos que promuevan su carrera policial”, detalló.

García Harfuch ahondó que iniciará operaciones la primera semana de abril, en una de las siete zonas viales, con tres turnos y alrededor de 20 elementos y, cada semana, se aumentará una zona vial, hasta operar, en menos de dos meses, en todo el territorio de la ciudad.

“Todos los oficiales de tránsito autorizados para infraccionar, a partir del 4 de abril, deberán utilizar exclusivamente un dispositivo electrónico y aplicación móvil, así como portar una banda en el brazo con la leyenda ‘Autorizado’ para infraccionar”, indicó.

Asimismo, todos los agentes de tránsito autorizados para imponer infracciones deberán identificarse con los ciudadanos, quienes podrán verificar a través de Locatel que los oficiales son los que pueden multarlos.

“La corrupción debilita, socava la confianza y credibilidad de las instituciones, obstaculiza el desarrollo económico, y agrava la burocracia, la desigualdad, la pobreza y la división social”, dijo.

El segundo eje, detalló el titular de la SSC, es la simplificación de trámites para la emisión de multas, a través de un nuevo esquema sin el uso del papel.

También se aplicará el programa de descuento a infracciones por pronto pago, que estará vigente también a partir del lunes 4 de abril y se podrán obtener reducciones de hasta 90 por ciento en multas.

Y el último eje es la modificación del Reglamento de Tránsito que se basará en reducir el número de causales por las que un vehículo entra en el corralón.

También puedes leer: Diez años de claroscuros en tránsito de la CDMX