El sindicato opaco

Hay un sindicato que es casi tan oscuro como el mismo petróleo.

Son millones de pesos imposibles de cuantificar los que obtiene el sindicato petrolero y que no se muestran en el Presupuesto de Egresos de la Federación y ni la Secretaría de Hacienda ni Pemex tienen información al respecto que puedan hacer pública.

Tan sólo en el último año el presupuesto de la empresa productiva del Estado mexicano fue de 547 mil 560 millones de pesos. Pero es imposible obtener el detalle de cuánto se destina para los gastos sindicales.

Comparte esta nota

547,560
millones de pesos presupuesto de Pemex en el último año
El INAI indicó que en 2016 en el pleno se resolvieron 101 recursos de revisión en contra de sindicatos y partidos políticos
https://youtu.be/6J1HLRa5Kho

Hay un sindicato que es casi tan oscuro como el mismo petróleo.

Son millones de pesos imposibles de cuantificar los que obtiene el sindicato petrolero y que no se muestran en el Presupuesto de Egresos de la Federación y ni la Secretaría de Hacienda ni Pemex tienen información al respecto que puedan hacer pública.

Tan sólo en el último año el presupuesto de la empresa productiva del Estado mexicano fue de 547 mil 560 millones de pesos. Pero es imposible obtener el detalle de cuánto se destina para los gastos sindicales.

Mientras todas las organizaciones gremiales deben responder a las preguntas de los ciudadanos, el Sindicato de Trabajadores Petroleros de la República Mexicana (STPRM) simplemente las desatiende.

Ni siquiera tiene una página institucional de Internet para poder revisar su organigrama.

A toda la crisis por el alza de la gasolina que el Gobierno federal atribuye al comportamiento internacional de los precios del petróleo, se suma la opacidad de la organización petrolera.

En la plataforma Infomex, rehabilitada luego de que la Plataforma Nacional de Transparencia (PNT) presentó fallas en su operación, se ve que el Sindicato de Trabajadores Petroleros de la República Mexicana no ha respondido a una sola solicitud de transparencia.

“No se encontraron registros, por lo que no se pueden ver en la consulta pública”, se lee en el sistema.

Se intentó revisar las solicitudes de información desde el 5 de mayo pasado a la fecha.

No hay ninguna respuesta, ninguna consulta que pueda rastrearse. La opacidad está latente en la organización que controla a la todavía considerada fuente de riqueza del país.

Las preguntas que le ha dirigido Reporte Indigo tampoco fueron respondidas, porque el sindicato no les da trámite y todos los cuestionamientos aparecen “sin respuesta”.

Por poner un ejemplo, se le dirigió una solicitud con folio 6013300003716 el 19 octubre de 2016 y cuyo límite para la respuesta era el 17 de noviembre de 2016. Hasta la fecha, la solicitud se mantiene con el estatus de “sin respuesta”.

Personal del INAI que se encarga de la administración de las solicitudes confirmó que es el sindicato y posiblemente el sujeto obligado más opaco.

“Todo lo impugnan. Para todo se quieren amparar. Si les preguntas algo no contestan”, dijo la fuente, quien asegura que se niegan a responder a la información.

A partir de las reformas en materia de transparencia que entraron en vigor el 5 de mayo pasado, se incrementó el padrón de sujetos obligados. Los sindicatos y los partidos políticos desde entonces son susceptibles de recibir solicitudes de información por parte de cualquier ciudadano.

De que se puede preguntar, se puede… Pero lograr que contesten ya es otra cosa.

La Ley General de Transparencia indica que los sujetos obligados tienen la obligación de responder a las preguntas referentes sólo a la utilización de recursos públicos. Los dineros referentes a otras formas de financiamiento, tales como cuotas de agremiados o simpatizantes -en el caso de los partidos políticos- no son susceptibles de transparencia y rendición de cuentas.

La opacidad del sindicato petrolero tira por la borda toda reforma de transparencia que se presumió con bombo y platillo, puesto que no hay un sanción fuerte contra el sindicato por ocultar la información pública.

La virgen le habla

El Sindicato de Trabajadores Petroleros de la República Mexicana (STPRM) hace como que “la virgen le habla” cuando se trata de solicitudes de información.

Fuentes del INAI revelan que esta treta del sindicato es para evadir los recursos de revisión. Es decir, las inconformidades que presentarían los solicitantes ante las respuestas inconclusas. El sistema Infomex sólo admite la presentación de un recurso de revisión una vez publicada una respuesta.

Al ignorar al solicitante, este recurso es imposible de aplicar a través del sistema.

Aún así, hay solicitantes que han interpuesto recursos de revisión -de manera personal en el INAI- ante la falta de transparencia del sindicato petrolero. Este año, por ejemplo, se presentó una impugnación contra el sindicato con el número de expediente RRA 0570/16. En la resolución del pleno del INAI se resuelve que está acreditada la omisión de respuesta por parte del sujeto obligado.

Pero el sindicato todavía ahí no se deja e impugna. Ha conseguido amparos para no dar a conocer la información.

El INAI indicó que este año que terminó en el pleno se resolvieron 101 recursos de revisión en contra de sindicatos y partidos políticos.

Los recursos de revisión ante el INAI se tramitan cuando los ciudadanos que preguntaron están en desacuerdo con las respuestas de las instancias que son sujetos obligados para otorgar la información.

“A partir de la reforma constitucional en materia de transparencia, los sindicatos y partidos políticos están obligados a transparentar y mantener actualizada toda la información relacionada con el uso y destino de los recursos públicos que reciben”, indicó el INAI en un comunicado el 2 de enero pasado.

En el Instituto Nacional de Transparencia, Acceso a la Información y Protección de Datos Personales (INAI) ya prepara una sanción en contra del sindicato petrolero por la evasión en la respuesta de solicitudes públicas.

“El Pleno del Instituto también inició un proceso sancionador en contra del Sindicato de Trabajadores Petroleros de la República Mexicana (STPRM) por evadir responder una solicitud de información y, además, le ordenó entregar los recibos de pago, las notas de venta y/o los comprobantes fiscales remitidos a Pemex para comprobar el ejercicio de los recursos otorgados en 2015”, indicó el INAI.

Sueldos y prestaciones, en secreto

Los presuntos sueldazos de los dirigentes como Carlos Romero Deschamps y las conquistas laborales de la organización son ejemplos de la información que el gremio defiende con uñas y dientes en los tribunales.

Dichas informaciones han sido solicitadas a Petróleos Mexicanos, pero la empresa productiva del Estado no ha podido entregar la información al solicitante luego de que el sindicato interpuso un amparo.

“El Juzgado Segundo de Distrito en Materia Administrativaen la Ciudad de México admitió la demanda de amparo interpuesta por el STPRM inconforme con la entrega de la documentación relacionada con la solicitud de acceso a la información folio 1857200008616, habiéndole tocado la queja 310/2016.

“El juzgado del conocimiento concedió al STPRM la suspensión Provisional del acto reclamado ordenado a esta coordinación, entre otras, de abstenerse de entregar la documentación referida en el oficio número DCAS-SRLSP-GOSPCGG-1293/2016, relacionado con la solicitud de acceso. Por tal razón, esta Coordinación de Gestión Gubernamental se encuentra impedida legalmente para hacer entrega de la documentación señalada”, indica la respuesta de Pemex.

El solicitante requirió a la petrolera la copia de las peticiones del sindicato que se convirtieron en conquistas laborales durante la última revisión del Contrato Colectivo.

En otro caso similar, Pemex se vio impedido a declarar el sueldo que se le asigna a Carlos Romero Deschamps, en un caso que llegó hasta la Suprema Corte de Justicia de la Nación. La respuesta a la solicitud de transparencia indica que se concedió la suspensión provisional para que las autoridades se abstengan de hacer pública esta información.

Romero Deschamps alegó que en caso de ser dado a conocer este dato se ocasionarían daños y perjuicios en su contra de difícil reparación.

‘Ocultan algo grande’

La opacidad del sindicato petrolero es signo de que ocultan algún acto de corrupción bastante grave, consideró el diputado federal panista Jorge Triana, presidente de la Comisión de Prácticas Parlamentarias.

“El que nada debe, nada teme. Si no tuvieran nada que ocultar no tendrían inconveniente alguno en trabajar en una caja de cristal y apegarse a las normas de transparencia y escrutinio público y el Sistema Nacional Anticorrupción. Más aún si ya son sujetos obligados en transparencia y además aparecen en el catálogo de sindicatos susceptibles a transparencia que emite el INAI. A mí me parece terrible. Al parecer, ahí hay algo muy grave que ocultan, si no, no actuarían de esta manera”, consideró el legislador.

En Pemex los saqueos están de moda desde poco después de la expropiación petrolera.

“Se le está dando la razón a todos los que dicen que en parte el estatus actual que tiene Pemex, la empresa paraestatal, es por la estrangulación de la que ha sido objeto, de la ordeña por parte del sindicato, que tiene plazas de aviadores, que tiene recursos a discreción, que los líderes sindicales tienen prerrogativas y prestaciones por encima del resto de los trabajadores agremiados, viene también a volver a abrir la duda sobre Romero Deschamps y su jet privado, los viajes por todo el planeta de su hija junto con sus mascotas, todos los excesos a los que se ha referido la opinión pública”.

La opacidad y falta de respuestas del sindicato acentúan la imagen negativa que tienen los sindicatos como el de Pemex, dijo el diputado federal.

“Eso de que Pemex es de los mexicanos es falso. Eso de que Pemex es del Estado o del gobierno es completamente falso.

Pemex es del sindicato, desde hace muchos años. Cometimos dos errores a partir de la expropiación petrolera, el primero fue convertir a Petróleos Mexicanos en un monopolio, creo que pudieron haber sido varias empresas que compitieran sanamente entre ellas y, número dos, en los años 70, López Portillo le entregó esta paraestatal a placer al Sindicato de Trabajadores Petroleros.

“Se adueñaron de prácticamente todos los espacios laborales, tomando decisiones, poniendo contra la pared a la administración en turno y aparte se ha prestado a revancha política, recordemos en el caso de ‘La Quina’, cómo vino un grupo a sustituir a otro, pero siempre con los mismos excesos y siempre con la misma opacidad y siempre con la misma corrupción de la que se ha hablado”, abundó.

Expuso que es una lástima que la última reforma en materia de transparencia sea inoperante.

“Es muy lamentable. De nada sirve tener un acumulado de leyes tan potente como las que conforman el Sistema Nacional Anticorrupción si no van a tener aplicación, si no van a tener ejecución, si no se van a aterrizar en la práctica, y me parece que este asunto, el salario de los dirigentes sindicales, es grave, porque ni siquiera están haciendo el esfuerzo -que estaría terriblepor simular alguna cifra de cuáles son sus remuneraciones”, señaló.

Jorge Triana se dijo preocupado por la cantidad de dinero que estarán embolsándose los integrantes del sindicato, sobre todo en las altas esferas.

“Esto quiere decir que deben estar siendo cantidades estatrosféricas de recursos, cantidades estatrosféricas de dinero, que lo tienen completamente escondido y lo tienen completamente guardado para que no lo sepa la opinión pública y los mexicanos, tal cual como lo marcaba el Sistema Nacional Anticorrupción. Me parece sumamente grave.

“De todos es sabido que en Petróleos Mexicanos los trabajadores tienen prestaciones por encima del resto de las unidades de gobierno a nivel federal y más si están en comisión sindical y más si son cercanos a la cúpula del sindicato. Esto también abre la sospecha de que pudiera haber una cantidad de aviadores, de personal que no trabaja en la realidad, enorme, y que pudiera haber pagos indebidos y que pudiera haber tráfico de influencias, nepotismo, y que nos podamos enterar”, explicó.

Llamó a hacerle una cirugía mayor a Petróleos Mexicanos y en esta coyuntura de inconformidad por el alza en los combustibles es el momento preciso.

“Este es el momento propicio, tenemos una oportunidad histórica, por la coyuntura del tema del gasolinazo y demás, para hacerle una cirugía mayor a Pemex y para deslindar responsabilidades. Para ver quiénes son los verdaderos culpables del estado lamentable, desde el punto de vista administrativo y financiero, que guarda la empresa productiva del Estado y sin lugar a dudas nos vamos a encontrar que el responsable número uno es el sindicato de Petróleos Mexicanos”, destacó.

Triana criticó los lujos de dirigentes como Carlos Romero Deschamps y que parte del problema es que los ciudadanos se excusan para no otorgar información en el apartado que dice que las cuotas de los agremiados y otras formas de financiamiento no serán considerados como recursos públicos.

“Es todo un tema. A pesar de que son sujetos de transparencia, durante muchos años le dieron la vuelta argumentando que las cuotas sindicales no eran presupuesto público.

Entonces ellos manejan las cifras que quieren y el resto del dinero, las cuotas que vienen de los trabajadores reales, a los que les hacen los descuentos, era a discreción por completo. No nos explicamos cómo la opulencia, los lujos, los excesos con los que vive Romero Deschamps si no hubiera una cantidad enorme de recursos que esconder y seguramente vienen con este pretexto de que no son recursos públicos”, señaló el legislador blanquiazul.

Dijo que se debe investigar si el sindicato no está corrompiendo a los juzgadores para negar la información.

“Es un sindicato muy poderoso, que maneja muchos recursos, que maneja contratos, maneja plazas, que tiene tentáculos de poder por todos lados. No dudaría que llegaran a poder corromper a algún juez.

Habría que hacer una investigación seria, y yo creo que habría que hacer la denuncia o la acusación correspondiente ante el Consejo de la Judicatura

Salir de la versión móvil