El 2020 fue un año negro para el Sistema de Transporte Colectivo (STC) Metro. 

Solicitudes de información tramitadas por Reporte Índigo revelan que, en los últimos cinco años, fue cuando más interrupciones hubo en la red. 

Los datos obtenidos señalan que en 2020 las interrupciones en las 12 líneas del Metro acumularon un total de 26 mil 022 minutos. Mismo tiempo en el que se requirió el apoyo de la Red de Transporte de Pasajeros (RTP) para atender la demanda de traslado para los usuarios.

El Metro es el modo de transporte público más importante de la capital; datos sobre su operación que se pueden consultar en su portal electrónico señalan que mueve a 4.6 millones de usuarios al día. 

Aumentan minutos sin servicio 

En total, de 2015 a 2020 el Metro ha presentado fallas que han provocado interrupciones al servicio durante 35 mil 756 minutos, un equivalente a 595 horas, revela la respuesta a la solicitud de información 09173721000110 entregada el pasado 18 de noviembre. 

Lo anterior indica que en dicho periodo el Metro no ha operado en aproximadamente 24.8 días por fallas. 

Sin embargo, el número de minutos sin operar ha ido en aumento de forma gradual en ese lapso. 

En el año 2015, el Metro interrumpió servicio durante 134 minutos, dos horas 14 minutos, y requirió de 30 servicios provisionales de RTP. 

Para 2016, la cantidad de minutos en los que la red no prestó servicio aumentó cinco veces: llegó a 832 minutos, 13 horas, y en ese año el Metro necesitó ser auxiliado por RTP en 32 ocasiones. 

Respecto a 2017, los minutos que no hubo operación del Metro se triplicaron respecto al año anterior, y la cantidad llegó a los 3 mil 504 minutos, que representan 58 horas o 2.4 días. En este año, el STC solicitó 39 servicios provisionales de la Red de Transporte de Pasajeros. 

Mientras que en 2018 hubo una disminución de casi la mitad de minutos sin operar del Metro respecto a 2017. La cifra ascendió a mil 632 minutos o 27 horas, es decir, 1.3 días. En esta ocasión, RTP auxilió al Metro 32 veces. 

Para 2019 la cifra se duplicó en comparación con 2018 y llegó a 3 mil 632 minutos, es decir, 60 horas o 2.5 días. 

Durante este ejercicio, el STC fue auxiliado por autobuses de RTP en 18 ocasiones. 

Y por último, en 2020, se alcanzó el máximo de minutos sin operar del Metro: 26 mil 022, que representan 433 horas, lo que convertido en días da un total de 18. A pesar de esto, el Metro solo dispuso de 35 servicios provisionales de RTP, cuatro menos que en 2017, cuando más se requirieron. 

Los más de 26 mil minutos sin operar del Metro en 2020 representan el 72 por ciento del tiempo que la red interrumpió el servicio por desperfectos en los últimos años. 

Presupuesto, a la baja 

En contraste con la cantidad de minutos que el Metro no ha prestado servicio por fallas en los últimos cinco años, el presupuesto destinado al mantenimiento ha disminuido. 

De acuerdo con la solicitud de información referida, de 2016 a 2020 el presupuesto del STC Metro para el mantenimiento de la infraestructura, de las instalaciones fijas y al material rodante, disminuyó 41 por ciento. 

La información entregada por el sistema de transporte revela que, en 2016, el Metro invirtió 10 mil 984 millones de pesos para las tareas de mantenimiento mencionadas. 

En 2017, la cifra disminuyó a 10 mil 149 millones, 7.6 por ciento menos que el año anterior. 

A su vez, para 2018 la cantidad de recursos erogados para las labores de mantenimiento se redujo a nueve mil 282 millones 849 mil 374 pesos, 8.5 por ciento menos que en el 2017. 

Para 2019, los recursos eroga- dos en dichos fines aumentaron a nueve mil 847 millones 511 mil 986 pesos, 6 por ciento menos que el año pasado. 

Y por último, en 2020, se erogaron 6 mil 389 millones 713 mil 123 pesos, lo que es 41 por ciento menor en comparación con 2016. 

2021 no pinta mejor 

El año 2021 aún no concluye; sin embargo, este año ha sido en el que han ocurrido dos hechos que impactaron de manera importante la operación del Metro. 

Fue el 9 de enero cuando la subestación eléctrica de “Buen Tono”, en las oficinas centrales del Metro, se incendió y una persona murió en consecuencia. 

Además, el Puesto Central de Control (PCC 1) del Metro que controlaba de manera total el tránsito de trenes de las líneas 1, 2 y 3, así como de manera parcial de las 4, 5 y 6, fue consumido. 

En consecuencia, la operación de las Líneas 1, 2 y 3 fue suspendida por aproximadamente un mes y las otras tres mencionadas estuvieron tres días sin operar. 

No obstante, apenas el pasado 15 de noviembre, la jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum, reconoció que debido al incendio del PCC1, las líneas 1, 2 y 3 no estaban operando al 100 por ciento. 

“Estamos trabajando muy fuerte con Comisión Federal de Electricidad (CFE) para restablecer toda la capacidad de las líneas 1, 2 y 3 del Metro, que hoy no están a toda su capacidad por el problema que tuvimos en enero de este año”, dijo. 

Además, el 3 de mayo de 2021, una trabe de la Línea 12 del Metro colapsó y dejó un saldo de 26 personas fallecidas y más de 70 heridas.

Te sugerimos: Estos son los accidentes fatales, fallas y deficiencias en el Metro CDMX con la 4T

En consecuencia, la también llamada Línea Dorada no funciona ni en sus tramos elevados ni subterráneos. 

Las autoridades han prometido que para 2022 se reestablecerá su funcionamiento totalmente; actualmente, RTP, Metrobús y Trolebús prestan el servicio provisional de Tláhuac a Mixcoac.