La secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) anunció la noche del lunes 17 de octubre, el cese de Andrés Roemer Slomianski, como titular de la representación permanente de México ante la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco).

La dependencia explicó que la separación del cargo se debió a varias razones, principalmente, por informar a otros gobiernos del sentido del voto que daría México en el tema de la preservación del patrimonio cultural en Jerusalén.

El exfuncionario publicó documentos y correspondencia oficiales en los que dio conocer que México votaría a favor de eliminar el vínculo de los judíos con el Muro de los Lamentos, con lo cual violó sus obligaciones establecidas.

Relacionado: Israel suspende colaboración con UNESCO por negar conexión con Jerusalén

El Órgano Interno de Control inició una investigación pormenorizada para esclarecer y deslindar, con todo rigor, las responsabilidades de funcionarios que intervinieron en este tema, específicamente en lo que toca a las instrucciones que se giraron desde México a la representación ante la Unesco, sobre el sentido de este voto.

La SRE adelantó en un comunicado, que el martes, en el pleno del Consejo Ejecutivo de la Unesco, el gobierno de México anunciará su abstención en la votación relativa a la preservación del patrimonio cultural y religioso en Jerusalén.

“Este cambio del voto reitera el reconocimiento que el gobierno de México otorga al vínculo innegable del pueblo judío con el patrimonio cultural ubicado en Jerusalén Oriental, y refleja el enorme aprecio que tiene por la comunidad judía y sus significativas contribuciones al bienestar y desarrollo de nuestro país”, señaló.