El exgobernador de Tabasco, Andrés Granier Melo, quien estuvo preso por el delito de peculado y fue exonerado durante 2019, participará en las próximas elecciones del 6 de junio.

El político será candidato de la alianza PRI-PAN para la presidencia municipal de Centro, Tabasco, así lo confirmó el propio Granier Melo por medio de un video publicado en redes sociales.


“Amigas y amigos, el día de hoy mi partido (PRI) me registró como candidato a presidente municipal de Centro ante las autoridades electorales, quienes sesionarán en los próximos días y una vez aprobado, arrancaremos nuestra campaña el lunes 19”, dijo.

El exmandatario estatal también mostró el documento que avala su registro legal antes las autoridades electorales de la entidad.

Cabe mencionar que el tabasqueño ya fue presidente del municipio de Centro, considerado el corazón político y económico, durante el periodo de 2000 a 2003.

Granier Melo fungió como gobernador del estado de 2007 a 2012 y concluyó su administración en medio de varias acusaciones de corrupción.

El hoy candidato fue acusado de provocar el desfalco en el sistema estatal de salud y dejar sin recursos a los hospitales.

Mientras que trabajadores de la entidad lo acusaron de desviar el dinero de sus pensiones, además que proveedores del gobierno denunciaron falta de pagos.


Al concluir su administración, Granier Melo se trasladó a los Estados Unidos. En 2013 regresó a México, donde fue detenido por la extinta Procuraduría General de la República.

Por presentar problemas cardíacos, el tabasqueño fue trasladado del Reclusorio Oriente a la Torre Médica del Centro Femenil de Readaptación de Santa Martha Acatitla.

Fue hasta 2018 que un juez condenó a este personaje con más de 10 años de prisión por el delito de peculado y le ordenó reparar el daño por 196 millones de pesos.

Lee también: Mi detención fue una persecución política; un daño moral irreversible: Andrés Granier

Sin embargo, en mayo de 2019, la defensa de Granier Melo logró la libertad y absolución de cliente, por lo que quedó en libertad y con goce de todos sus derechos políticos.

El tabasqueño es ampliamente recordado por un audio de 2013, donde presumía de tener 400 pares de zapatos, mil camisas, 400 pantalones y 300 trajes, todos de marca de lujo.

“Ya pagué fácil, fácil, 170 dólares en zapatos. No dos mil y pico de dólares, 270 dólares. Son tres mil y cacho de pesos, me los voy a poner. Es más, la próxima vez que venga los voy a traer.”

En otro momento del audio, Granier se quejó de que en Tabasco tuvo que andar “hecho una facha, cuando a mí me gusta vestir bien cuando estoy aquí (en la Ciudad de México)”.