Con más de 21 mil firmas de diversas personas en varios países entregadas al gobernador Enrique Alfaro, Tania Reneaum Panszi, directora ejecutiva de Amnistía Internacional México, espera que pueda haber mayores presiones para que el gobierno local atienda el caso de feminicidio de Alondra González Arias, asesinada el 10 de marzo de 2017.

El caso de la joven, que fue atacada en su domicilio en el municipio de Tlajomulco de Zúñiga, sigue impune luego de dos años en los que no se ha detenido al presunto responsable de su muerte.

Desde los llamados públicos, tanto la oficina en Guadalajara de Amnistía Internacional y la familia de la víctima, han presionado para que se pueda atender este asunto.

Tras la reunión con el gobernador, éste prometió que se realizarán mesas de trabajo para que se puedan ir delineando políticas públicas enfocadas a la prevención y sanción de los casos de feminicidio. Además de incluir la reparación del daño para quienes se ven afectados por estos asesinados, como en el caso de la familia de Alondra.

La promesa de mesas de trabajo incluye, según ha señalado Amnistía Internacional México, a dicha organización y el trabajo de otras organizaciones aliadas como el Comité de América Latina y el Caribe para la Defensa de los Derechos de las Mujeres (CLADEM), entre otras que tienen como propósito la defensa de los derechos humanos de este sector.

Sin embargo no fue todo por parte de las autoridades, ya que se vieron presionadas a tomar acciones concretas sobre el caso de Alondra, donde el gobernador dijo que se agilizarán las investigaciones y así poder detener a quien haya sido el responsable de su asesinato.

Aunado a que se brindará apoyo psicológico, tal como lo marca la normativa, y se otorgarán apoyos de tipo social para que los dos hijos de Alondra no queden en el desamparo, pues así lo marca el procedimiento para estos casos.

Amnistía Internacional insiste en que la detención del presunto responsable del feminicidio de Alondra se lleve a cabo, pues argumentan que con esto se enviaría un mensaje desde la autoridad con respecto a la impunidad que impera en el sistema de procuración de justicia en la entidad.

Pese a que la organización internacional reconoció la apertura y el discurso de acción por parte del nuevo gobierno estatal, señaló que el seguimiento a los feminicidios de la entidad y las políticas públicas que se concreten deben ser vistas como política de Estado y no sólo actuaciones de acuerdo a los casos que surjan.

Amnistía Internacional recordó al gobernador que la atención a las víctimas de feminicidios y sus familiares no debe quedarse en la casuística, sino que debe ser una política de Estado. Por ello, mantuvo la exigencia de que en Jalisco se haga justicia no solo para Alondra, sino para todas las víctimas de feminicidio”, señaló la organización internacional en su comunicado.

TE PUEDE INTERESAR:

MUJERES MARCHAN CONTRA INSEGURIDAD, ACOSO Y FEMINICIDIOS EN LA CDMX