De la reunión con la secretaria de Energía de Estados Unidos, Jennifer M. Granholm, el presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) dijo que fue “muy cordial” en donde se dialogó de la iniciativa de reforma en materia eléctrica.

En el salón Tesorería de Palacio Nacional, aseguró que en la reunión se acordó que se revisarán casos en donde empresas de Estados Unidos “consideran que hay una injusticia” en materia energética.

“En donde consideran que hay una injusticia se revisa los casos, ellos tienen ya una lista, hay algunas empresas que están pidiendo que se les informe y lo estamos haciendo tanto estadounidenses como de Canadá, se está haciendo, son pocas, en el caso de Estados Unidos y de Canadá”, enfatizó.

Manifestó que la secretaria de Energía estadounidense es “una mujer muy sensible, con mucha experiencia política, fue gobernadora ocho años, ha estado siempre en la administración pública y platicamos bien”.

El titular del Ejecutivo Federal comentó que tiene una “buena impresión y muy respetuosa (de Jennifer M. Granholm) defensora de las mujeres, auténtica defensora del medio ambiente y fue muy buena la conversación”.

Lee también: “Fue una muy buena operación”, AMLO celebra compra de refinería Deer Park por Pemex

“Le informamos porque lo de la reforma eléctrica y de lo que estamos haciendo para ir enderezando entuertos, resolviendo graves problemas que nos heredaron, explicándole cómo imperaba la corrupción en todo, que por los negocios privados se afectaba la hacienda pública y se afectaba desde luego al pueblo en beneficio siempre de una minoría”, argumentó.

Dijo que le explicó los negocios que se hicieron durante el periodo neoliberal como la construcción de gasoductos porque inicialmente se construirían 12 termoeléctricas, las cuales nunca se iniciaron, y ahora el gas se tiene que revender a precios bajísimos.