El presidente Andrés Manuel López Obrador sabe que el paso de la Guardia Nacional a la Defensa Nacional no será aprobado en el Poder Legislativo y por eso lanzó el llamado “decretazo”, afirma José Antonio Ortega, presidente del Consejo Ciudadano para la Seguridad Pública y la Justicia Penal.

“El presidente ya sabe que su propuesta no va a pasar, ya que se requiere de una reforma constitucional y para eso necesita el apoyo de las dos terceras partes de ambas Cámaras para que pueda ser aprobada”.

El experto afirma que de facto la Guardia Nacional ya operaba como una institución militar, aunque de manera formal era civil.

 “Lo único que van a tratar de hacer en los hechos es darle una barnizadita de legalidad a lo que ya venía operando”, dice José Antonio Ortega.

Expresa que con este cambio, el Ejecutivo ya no tendría ningún pretexto para pacificar al país, ya que hay territorios con mucha violencia.

“La Secretaria de la Defensa va a tener toda la responsabilidad sobre la seguridad pública, así como ha ido absorbiendo otras responsabilidades que no le tocan. Ojalá y que ahora cambie la estrategia de ‘abrazos, no balazos’, cambie la forma como han venido operando y nos dé paz y tranquilidad a los mexicanos, porque hoy no la tenemos.

“Espero que con este decreto que va a publicar el Presidente haya un verdadero cambio en la Sedena y en las fuerzas armadas para que el objetivo principal de la seguridad pública sea darle paz a los ciudadanos, combatir la corrupción, abatir los homicidios dolosos, abatir los feminicidios, abatir el robo con violencia”, explica.

Te puede interesar:

Guardia nacional a la Sedena por decreto de AMLO

Se asoma nuevo rol de la  SSPC