Tras reunirse con el presidente Andrés Manuel López Obrador, integrantes de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) aseguró que aunque se tienen avances en el cumplimiento de sus demandas no es suficiente porque aún falta reinstalar a 66 maestros cesados.

Enrique Enríquez, secretario general de la sección 9 de la CNTE, señaló que las mesas con el gobierno federal no están suspendidas para analizar temas como la liberación de presos políticos o analizar el regreso al anterior sistema de pensiones.

“Las mesas de trabajo no están suspendidas, vamos trabajando poco a poco y sí hay avances. Vamos a decirlo así, con Peña Nieto teníamos una reforma Educativa que era punitiva para el maestro, hemos logrado que se le quite lo punitivo a la reforma, no hemos acabado vamos caminando, no es suficiente, seguimos fuera del 123 y buscamos estar dentro del 123 apartado B. El balance es que vamos avanzando poco a poco”, aseveró en entrevista al salir de Palacio Nacional.

De los avances que se tiene dijo que se ha logrado la reinstalación de 302 maestros cesados en una primera etapa, por lo que ahora pugnarán por el caso de 66.

“Lógicamente en cuestión de la estabilidad laboral solicitamos que se respete el proceso de basificación con el criterio que deben tener todos los estados la federalización la homologación que dio respuesta en una carta López Obrador y lógicamente respetando el terreno de la antigüedad”, dijo.

Enríquez informó que en el encuentro de dos horas con el primer mandatario participaron los secretarios de Educación, Esteban Moctezuma; del Trabajo, Luisa María Alcalde; de Gobernación, Olga Sánchez Cordero; el titular del ISSSTE, Luis Antonio Ramírez Pineda; entre otros.

La próxima reunión entre el presidente López Obrador y la CNTE será el 7 de enero del próximo año.