El presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) afirmó esta mañana que prefiere saludar a Consuelo Loera, madre de Joaquín “El Chapo” Guzmán, en lugar de exmandatarios como Felipe Calderón y Carlos Salinas de Gortari.

Tras presumir que seguramente es uno de los más fotografiados de México, dijo que seguramente se tomó algunas con personas que están en cuestiones ilegales y hasta en la cárcel.

AMLO afirmó que no tiene ningún problema de conciencia por hablar con la mamá de “El Chapo”.

Luego de que dijo que los expresidentes Carlos Salinas, Ernesto Zedillo, Vicente Fox, Felipe Calderón y Enrique Peña Nieto son adversarios pero no enemigos, dijo que si se los encuentra, por cuestiones políticas, no los saludaría.

“Pero de ahí a que yo les tenga odio, no, si me encontrara yo a Calderón, si me encontrara yo a Salinas a lo mejor lo saludaría, a lo mejor no no lo haría por cuestiones políticas por qué me afectaría políticamente, pero en lo personal es otra cosa”, refirió.

-“Saludo usted a la mamá del ‘Chapo’”, se le planteó.

-“Ah, sí, cómo no, es distinto completamente, es muy distinto, un familiar de un delincuente, si no está enjuiciada y si es una señora mayor, una madre, merece todo el respeto”, manifestó.

Incluso, dijo que es una tradición de la justicia mexicana, que en caso de la muerte de la madre de un recluso, se le permite ir al velorio.

“Y me encuentro a una persona mayor como la mamá de de Guzmán Loera, la saludo, y no tengo ningún problema de conciencia, que eso también es muy importante, ese es el principal tribunal, puede uno tomarse fotos, imagínense cuantas fotos tengo yo con gente que está metida en cuestiones ilegales, hoy está en la cárcel, no exagero, pero debo ser uno de los más fotografiados, no es para presumir, de México, porque donde quiera que voy foto, foto, foto”, aseveró.

Lee también: “Yo di la instrucción”, AMLO promete nuevo informe sobre liberación de Ovidio Guzmán en 2019

Recordó que el viernes 27 de mayo, durante su visita al municipio de Guadalupe y Calvo, en Chihuahua, se tomó varias fotografías cuando descendió del helicóptero que lo trasladó desde Culiacán, Sinaloa.

“Llegamos, aterrizó el helicóptero y estaba todo el pueblo y saludo uno por uno y foto, foto, foto, foto, familias completas, ‘El atascadero’ se llama del municipio de Guadalupe y Calvo, niños y jóvenes y yo pensando en la construcción del camino, en las escuelas, en el futuro, para esos niños para esos jóvenes que no sean enganchados, que no sean semillero para que no siga habiendo delincuencia, pero esos, que alguno de ellos podría tomar el camino de las conductas antisociales, se los come uno a besos de su bondad, de sus buenos sentimientos”, comentó.