El presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) lamentó la muerte del exdiputado local Pedro Carrizales, “El Mijis”, confirmada el pasado miércoles. Aunque adelantó que se realizará una investigación a fondo de los hechos, explicó que no puede dar a conocer más detalles por solicitud de su familia.

“Tengo toda la información, pero aquí di a conocer que nos pidieron sus familiares que esperábamos a que ellos nos dijeran cuándo informar. Entonces, por respeto a sus familiares, no vamos todavía a informar sobre este lamentable caso”, dijo el primer mandatario durante su conferencia matutina de este viernes.

“Solamente enviar, que ya lo he hecho, mi pésame a sus familiares, a sus amigos, compañeros. Yo lo conocí, él simpatizaba con nuestro movimiento. Eso es lo único que puedo decir ahora”, expresó sobre “El Mijis”. Quien fue electo al Congreso de San Luis Potosí como parte de su coalición Juntos Haremos Historia.

El exdiputado local de San Luis Potosí fue reportado como desaparecido el 31 de enero en Coahuila y el 2 de febrero comunicó a familiares que fue detenido por policías. Pero, tras encontrar sus restos en Tamaulipas, la versión oficial es que falleció el día 3 en un accidente de auto a bordo de una camioneta que no era en la que él viajaba, según denunció su padre.

Lee también: Sin impactos de bala y no fue chocado: esto sabemos del accidente que mató a “El Mijis”

Pese a estas irregularidades, López Obrador insistió en no poder confirmar si la Fiscalía General de la República atraerá el caso. Solo adelantando que “eso lo vamos a informar, nada más decir que nos duele mucho este hecho lamentable y que se va a hacer una investigación a fondo, se va a hacer una investigación y se va a dar a conocer cuando los familiares autoricen”.

En ese sentido, agregó que “todavía ayer se habló con su esposa y nos pidió eso. Puede ser que el lunes, porque va a hablar con todos los miembros de la familia, ya podamos dar un informe y, desde luego, tenemos que profundizar en la investigación, eso es todo”. Siendo que el caso fue investigado por las fiscalías de Coahuila, Nuevo León, Tamaulipas y San Luis Potosí.