En el salón Tesorería de Palacio Nacional, el presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) exhibió notas de medios de comunicación que publicaron el informe de la Auditoría Superior de la Federación (ASF) sobre el costo de la cancelación del nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM) en Texcoco.

“Vamos a disfrutar de ese resumen”, dijo López Obrador mientras se proyectaba en la pantallas la información.

Tras la selección de notas de televisión, radio, prensa escrita y medios digitales que vio con una sonrisa, López Obrador soltó entre risas: “¡cómo lo ven!”.


Lamentable y vergonzoso que exista esto en los medios de información, ahora van a decir que la culpa es de la Auditoría, pero estaban esperando, ¿qué no pudieron constatar, revisar la información, sobre todo los analistas, los intelectuales?

AMLO

Presidente de México

También hizo un llamado a los dueños y directivos de los medios de comunicación para que actúen con ética.

“Hago un llamado a los dueños de los medios para que se ponga por delante la ética, no se engañen y se manipule, no se tergiverse la realidad y que se le tenga respeto al pueblo, y esto no significa subordinación, sometimiento al gobierno, no, es lealtad al pueblo, a los ciudadanos, a los televidentes, a los que escuchan la radio, a los que leen los periódicos, respecto al pueblo, que los medios están distantes del poder, del poder económico del poder político, que no trafiquen con la libertad de expresión expresión”, aseveró.

Refirió que este jueves envió una carta a la Cámara de Diputados para solicitar una investigación.

Lee también: ASF presentó un informe falso y tendencioso que causó daño al gobierno: AMLO

El primer mandatario acusó que está de moda atacar al gobierno, situación que están aprovechando la mayoría de los medios que en otros sexenios callaron como momias pero ahora gritan como pregoneros.

“Descubren que pueden ser periodistas opositores al gobierno, con esta información distorsionada, completamente, de la Auditoría Superior de la Federación, pues nos estuvieron atacando como tres o cinco días. Imagínense una institución como la Auditoría equivocándose de esta manera”, argumentó.