Al calificar el bloqueo económico a Cuba como “inhumano” y una “acción medieval”, el presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) descartó sanciones por parte de Estados Unidos tras el envío de ayuda a la isla.

En el salón Tesorería de Palacio Nacional, confió en que el gobierno de Joe Biden dé una respuesta positiva para terminar con el bloqueo.

Argumentó que por las restricciones impuestas a Cuba se tomó la decisión de enviar oxígeno, alimentos, equipos médicos y combustible en dos barcos que zaparán este martes y miércoles.

López Obrador informó que recibió una carta del presidente de Cuba, Miguel Díaz-Canel, explicando la situación por la que atraviesan.


También recordó que en la más reciente reunión de la ONU solo dos países estuvieron a favor del bloqueo, “la mayoría estuvo a favor de que se quite ese bloqueo”.

El primer mandatario confió en que el gobierno de Estados Unidos “dé una respuesta positiva porque no es conveniente una política de este tipo, podemos tener diferencias, pero no se puede condenar a un pueblo al hambre, a enfermedad”.

Manifestó que se trabajará para mantener la buena relación con el gobierno estadounidense, “una política de buena vecindad”.

Lee también: México se suma a Rusia y ayuda a Cuba con buque de 40 mil litros petrolíferos

-“¿Se envió combustible a Cuba, presidente?”, se le preguntó.

-“Todavía no, ahorita es medicamentos, y oxígeno sobre todo y alimentos”, dijo

-“¿Combustible?”, se le insistió

-“Sí, porque no tienen electricidad para los hospitales porque no tienen combustible”, respondió.

-“¿No podría eso generar sanciones de Estados Unidos?”, se le cuestionó.

-“No, porque nosotros somos un país independiente, libre, soberano”, respondió.