El presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) celebró la postura de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) que ayer anunció que no interpondrá una acción de inconstitucionalidad contra la reforma a la Ley de Guardia Nacional y Seguridad Pública. Así como volvió a criticar a los opositores que buscarán este mecanismo legal.

“Me da mucho gusto, por otro lado, que la Comisión de Derechos Humanos de México tenga una postura distinta a la de los de la ONU y de estos organismos conservadores que han guardado silencio ante la corrupción que ha imperado en México y en otros países y ante la violación en derechos humanos”, dijo en su conferencia matutina.

Esto a propósito del comunicado emitido ayer martes por el organismo encabezado por Rosario Piedra Ibarra aclara que no interpondrá una acción de inconstitucionalidad contra el traspaso de la Guardia Nacional a la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) bajo el argumento de que el Gobierno federal reconoce una crisis de seguridad pública a causa del crimen organizado.

Lee también: “Ya fui a la ONU, que lea lo que dije”: AMLO rechaza invitación a fijar postura en Asamblea General

Por otro lado, el primer mandatario también se refirió a los sectores de la oposición que se mantienen en contra de la reforma ya aprobada y promulgada, mismos que ya anunciaron que sí recurrirán a la acción de inconstitucionalidad y a quienes él ha tilda de hipócritas por haber justificado los abusos de corporaciones como la Policía Federal en el pasado.

“Ellos son admiradores de fascistas, son partidarios de la mano dura, practicantes, no teóricos, de represiones, de torturas, de masacres, de graves violaciones a derechos humanos y ahora quieren aparentar que son paladines de la libertad y de la defensa de los derechos humanos”, dijo López Obrador respecto al amago de recurrir a tribunales.