Al anunciar que se ampliará el programa de entrega de fertilizantes gratuitos, el presidente Andrés Manuel López Obrador enfatizó que luchar contra la inflación es enfrentar la pobreza.

Reconoció que aunque aumentó 70% por ciento el salario en lo que va de su gobierno, “no sirve del todo si hay carestía”.

“Luchar contra la inflación es enfrentar a la pobreza, es garantizar de que el ingreso le rinda más (a los que menos tienen), fortalecer el poder de compra de nuestro pueblo, para eso es la lucha contra la inflación”, expresó en la tercera “Jornada de producción para el autoconsumo en la zona sureste” en Boca del Río, Veracruz.

Dijo que de acuerdo a cifras oficiales en Estados Unidos, en el mes de abril se tenía una inflación de 8.3 por ciento y en México de 7.7 por ciento, por lo que pusieron en marcha diversas acciones.

Te puede interesar: Inflación se ubica en su nivel más alto en 21 años; se reporta en 7.68% en abril: Inegi

Acompañado del gobernador Cuitláhuac García —a quien llamó “nuestro amigo, nuestro hermano, nuestro compañero”— e integrantes de su gabinete, el presidente afirmó que se logró un acuerdo con productores, comerciantes, grandes distribuidores de alimentos para que 24 productos de la canasta básica se adquieren a un precio justo.

“No voy a usar la palabra, el término de control de precios, no, porque logramos de manera voluntaria participaron los grandes productores y los grandes distribuidores, las grandes tiendas como Walmart, Chedraui, como Soriana ya aceptaron eso y ese paquete, esta canasta de 24 productos básicos no va a aumentar de precio”, apuntó.

Adelantó que se ampliará a otros estados la entrega gratuita de fertilizantes, cuyo programa inició en Guerrero, en donde aumentó el doble la producción, además de que se van a rehabilitar las plantas para producir este insumo.

“Ya ampliamos ese programa para Puebla, Tlaxcala, Oaxaca, lo va a tener Chiapas, en el norte Zacatecas, Nayarit, pero también lo vamos aplicar aquí en Veracruz, Y Quintana Roo, Campeche y Tabasco, lo que nos falta, vamos a reforzar la producción de fertilizantes”, aseguró.

Ante agrónomos, extensionistas, servidores de la nación y beneficiarios del programa “Sembrando vida”, López Obrador indicó que hace 40 años con un salario mínimo se podían comprar 50 kilogramos de tortilla, y al inicio de su gobierno, se podían adquirir 5 kilogramos.

Admitió que aunque aumentó al 70% el salario, de los nueve kilos de tortilla que se podían comprar “ya con la inflación ya se nos cayó a siete kilos”, situación que afecta a los que menos ingresos tienen porque pagan más por lo que consumen, “es un impuesto terrible que afecta más a los pobres, a la gente humilde, el que tiene mucho dinero que le va importar si aumenta 10, 15, 20% lo que consume, pero una gente de escasos ingresos económicos si le afecta”.

Rechazó las directrices neoliberales de rescatar primero a los de arriba, “nada de que hay que darle a los de arriba, porque si se les da los de arriba, llueve fuerte y gotea a los de abajo, que se vayan al carajo con ese cuento”.

Subrayó que se mantienen los precios de garantía en los productos básicos para evitar la especulación y a los coyotes.

Dijo que se tiene que promover el autoconsumo.

Tenemos programas como el Sembrando vida, hay que decirle a los sembradoras a los sembradores que si están plantando cítricos, o árboles maderables que ahí vayan intercalando que ahí se siembra maíz y se siempre el frijol para tener autoconsumo eso es la orientación que estamos dando”, comentó.

Después, se dirigió a Puebla en donde sostendrá una cuarta reunión con agrónomos, extensionistas y beneficiarios del programa Sembrando Vida.