Con la Cámara de Diputados totalmente resguardada por elementos de seguridad, los legisladores de los siete grupos parlamentarios llevaran a cabo este domingo dos sesiones para discutir la reforma constitucional en materia eléctrica, la iniciativa más importante del presidente Andrés Manuel López Obrador, enviada el primero de octubre del año pasado, la cual se prevé sea rechazada.

Se vislumbra que la discusión del dictamen, que no sufrió cambios radicales a la propuesta original del Ejecutivo, se prolongue durante todo el día.

Las posturas en pro y en contra se mantienen firmes. La oposición ratifica que su voto será en rechazo, mientras se espera la férrea defensa de los legisladores del partido en el gobierno y sus aliados.

Los diputados del PAN, PRI, PRD y Movimiento Ciudadano ya se encuentran en su totalidad en el recinto de San Lázaro. Lo mismo los de Morena, quienes pernoctaron en un hotel cercano al recinto parlamentario, así como del PVEM y del PT.

Lee: Diputados de oposición llegan a San Lázaro; ahí dormirán para votar la reforma eléctrica

Desde temprana comenzaron a llegar pequeños grupos de manifestantes en favor de la iniciativa presidencial, lo que obligó al cierre de prácticamente todos los accesos a la Cámara de Diputados. Se espera que más tarde arribe un contingente mayor de trabajadores del SME.

Los 24 diputados de la bancada naranja ya se encuentran en el salón de plenos. La primera sesión dará a las 10 horas y se prevé que una hora después, en una nueva sesión, arranque el debate.