"Metería al partido en un regreso a una etapa de crisis que por las características yo creo que sería difícil poder superar, y sobre todo con las elecciones constitucionales por delante”
Alejandro Sánchez CamachoIntegrante de Izquierda Democrática Nacional

La estrategia de integrar un bloque opositor con el PAN en las elecciones de 2016 ha sido, hasta el momento, contraproducente para el PRD. 

Al interior del Sol Azteca, diferentes liderazgos se han mostrado reacios a la estrategia aliancista encabezada por su dirigente nacional, Agustín Basave.

Este lunes será definitivo para el proyecto de Basave. El Comité Ejecutivo Nacional perredista se reunirá para tener una posición definitiva con respecto al proyecto electoral de este año. 

No será un día de campo

Al día de hoy se han afianzado las alianzas en Zacatecas y Durango. La intención de Agustín Basave es que el PRD pueda ir de la mano con Acción Nacional en ocho estados. 

Los opositores a Basave dentro del Comité Ejecutivo Nacional consideran que seis alianzas es lo máximo que se deberían aprobar para respetar los acuerdos emanados del pasado Congreso Nacional del PRD.

Durante el XIV Congreso Nacional en septiembre pasado, los perredistas acordaron la línea política de alianzas que señala que se deben dar de manera prioritaria con los partidos de izquierda y solo de manera excepcional o cuando existan criterios o justificaciones necesarias se puedan celebrar convenios de coalición con el PAN.

Aunque sigue siendo la tercera fuerza política, el 2015 significó la peor debacle electoral desde su fundación en 1989. 

En la Ciudad de México, solo pudo mantener 6 de las 14 delegaciones que gobernaba, y en la Asamblea Legislativa del Distrito Federal (ALDF) perdió presencia al pasar de 34 a 21 legisladores. En la Cámara de diputados obtuvo solo 56 escaños cuando en la legislatura pasada contaba con 99.

El principal beneficiado de la caída perredista ha sido Morena, que se erigió como la cuarta fuerza política en el país, principalmente por los resultados obtenidos en la Ciudad de México en donde ganó 5 delegaciones, entre ellas la joya de la corona de la capital del país: Cuauhtémoc.

Lo natural habría sido que el PRD diera prioridad a las alianzas electorales con los demás partidos de izquierda: Partido del Trabajo y Movimiento Ciudadano y con Morena. 

La ideología del PAN y el PRD son contrastantes. Las posturas en temas como el aborto, la legalización de la mariguana, entre otros, son totalmente opuestas. Además hay que tener el cuenta los enfrentamientos y el encono que se vivió en 2006 entre estos partidos tras la elección presidencial y con la posterior toma de protesta de Felipe Calderón como Presidente, así como las descalificaciones tras la aprobación de las reformas fiscal y energéticas en la pasada legislatura.

Sin embargo miembros de ambos institutos políticos buscan conformar un frente común que pueda hacerle frente al PRI.

Los distintos frentes

De los 27 integrantes del Comité Ejecutivo Nacional del PRD, son 15 los que rechazan la estrategia impulsada por Agustín Basave, presidente nacional del partido, para conformar alianza con el PAN en ocho de las 12 entidades donde habrá elecciones a Gobernador.

Los opositores señalan que el PRD deberá ir con el PAN en un máximo de 6 alianzas, pues de lo contrario se estaría atentando contra los acuerdos emanados del pasado Congreso Nacional del partido en donde se priorizan las alianzas con las fuerzas de izquierda y solo en casos excepcionales con el PAN.

Aunque es optimista en que las diferencias se puedan resolver, Alejandro Sánchez Camacho, secretario de Acción Política Estratégica del PRD, reconoce que al interior de dicho partido el ambiente es tenso. 

“Naturalmente hay ingredientes políticos que enrarecen el ambiente, como la declaración de Agustín Basave en relación a su renuncia en caso de que no se apruebe su estrategia”, expresa.

Por su parte Miguel Alonso Raya, quien fuera coordinador de los diputados perredistas en la pasada legislatura, defiende la conformación de la amplia alianza para el próximo proceso electoral. 

“Yo creo que los ciudadanos lo que necesitan son organizaciones que les den alternativas para poder cambiar las cosas, para poder ser gobierno. 

“Una alianza opositora más amplia, con las fuerzas dispuestas a acudir a defender la democracia y evitar que se imponga el régimen autoritario que hoy padecemos”.

Para Camerino Sánchez, Secretario de Organización del CEN del PRD, el Sol Azteca debe ser cuidadoso al momento de valorar la conveniencia de las alianzas. 

“Estamos abiertos a ir en alianza en entidades como Hidalgo, donde nunca ha habido alternancia, Tamaulipas, incluso Tlaxcala, si se dan las condiciones”.

La crisis como probable

escenarioSobre las palabras de Agustín Basave en relación a su probable renuncia como Presidente del Partido, Alejandro Sánchez Camacho dijo que afectaría de manera importante al Sol Azteca.

“Metería al partido en un regreso a una etapa de crisis que por las características yo creo que sería difícil poder superar, y sobre todo con las elecciones constitucionales por delante”.

Sánchez Camacho y el grupo al que pertenece, Izquierda Democrática Nacional, tienen claro cuál debería ser el principal eje de la política aliancista dentro del PRD 

“Mantenemos la idea de que la prioridad hacia 2018 es construir un frente político electoral de izquierda para derrotar al PRI en la Presidencia de la República y eso significa construir puentes de entendimiento con Morena, PT y Movimiento Ciudadano pero sobre todo con el movimiento social”. indica.

Para Miguel Alonso Raya es importante respaldar la estrategia propuesta por Agustín Basave por las consecuencias previstas en caso de una negativa. 

“De no respaldar al Presidente Nacional del Partido se va a profundizar la crisis del PRD y por lo tanto de las fuerzas de izquierda. Espero que los que hoy se niegan a respaldar al presidente del partido reflexionen, analicen el asunto y le busquen una salida, un acuerdo al problema”.

Según el ex diputado federal ha habido intentos de acercamiento con las fuerzas políticas de izquierda pero no han obtenido respuesta favorable. 

“El partido hizo todo lo que tenia que hacer, se integró una comisión para hablar con las fuerzas de izquierda. Ni a Movimiento Ciudadano ni a Morena les interesó sentarse a revisar de fondo la cuestión de una política de alianzas”

Aún cuando puedan carecer de afinidad la ideología y los principios políticos entre panistas y perredistas, Miguel Alonso Raya apuesta por la conformación del bloque opositor. 

“Las alianzas se hacen entre desiguales, entre diferentes. Lo que está sucediendo es simplemente que estamos tratando de preservar lo que la lucha democrática de tantos años ha logrado dar como resultados en este país”.

Este lunes se reunirá el Comité Ejecutivo Nacional del PRD. Se espera que se pueda tomar un acuerdo definitivo en el tema de las alianzas entre PRD y el PAN.