La Alianza Federalista aceptó el Acuerdo Nacional por la Democracia, propuesto por el presidente Andrés Manuel López Obrador, para garantizar que los gobernadores no intervengan en las elecciones; sin embargo, solicitaron que éste sea firmado ante el INE y le exigieron retirar a los “servidores de la nación” del Programa Nacional de Vacunación.

Durante una conferencia en Monterrey, Nuevo León, los diez mandatarios leyeron una carta dirigida al presidente de México donde aceptan el Acuerdo Nacional por la Democracia; sin embargo, aclaran que los lineamientos ya estaban puntualizados desde la Constitución mexicana.


“Aceptamos su invitación a un Acuerdo por la Democracia en México, un acuerdo nacional que nos comprometa a todos los niveles de gobierno y a los poderes de la Unión en serio y sin dobleces… Coincidimos y aceptamos su oferta de evitar desde el poder federal todo tinte electoral en programas sociales, el uso indebido de recursos públicos y la compra de lealtades”.

Señalaron que el acuerdo deberá adaptarse a los lineamientos establecidos por la autoridad competente, es decir, el Instituto Nacional Electoral (INE) y solicitaron a Andrés Manuel López Obrador retirar a los “servidores de la nación” de los centros de vacunación.

“Solicitamos retire el programa de vacunación para la pandemia por COVID-19 a los mal llamados servidores de la nación, cuya presencia, además de inadecuada, es cuestionable”.

Apuntaron que el programa de vacunación mexicano es y ha sido eficiente, por lo que no requiere apoyo de personal ajeno al de salud para seguir operando correctamente.


“Jamás precisaron de personal ajeno al de salud ni lo requieren ahora, mucho menos, a un ejército de activistas electorales vinculados a un partido político”.

En días pasados, los servidores de la nación de Morena causaron polémica luego de captarlos tomando fotografías a las credenciales de elector y rostros de los adultos mayores que se fueron a vacunar al inicio de la campaña de inoculación.

Asimismo, se captó a representantes ese partido solicitando la credencial de elector a cambio de registrar a las personas en una lista de espera para la aplicación de la vacuna.

Este jueves, López Obrador pidió a los gobernadores de todas las entidades federativas comprometerse a no intervenir en el proceso electoral, es decir, no apoyar a ningún candidato; no permitir utilizar el presupuesto público con fines electorales y denunciar la entrega de dinero ilegal para financiar las campañas.

También les solicitó impedir la “compra de lealtades o conciencias” y no “traficar con la pobreza de la gente”.


“No solapar a tramposos o ‘mapaches’ electorales; a evitar el ‘acarreo’ y el relleno de urnas, la falsificación de actas y todas esas abominables prácticas ilegales y antidemocráticas que deben quedar en el pasado de manera definitiva”.

Te puede interesar: Alianza Federalista critica a AMLO por conseguir sólo 3 mil vacunas