El gobernador de Michoacán, Alfredo Ramírez Bedolla, descartó que la petición de Estados Unidos y Canadá de consultas sobre energéticos en el T-MEC signifique una ruptura y consideró dichas solicitudes como algo normal.

“Este proceso de consulta solicitado por Estados Unidos y Canadá no implica de ninguna manera rompimiento del tratado, al contrario, es un procedimiento normal. Las partes tienen derecho a acudir a estas consultas”, apuntó el mandatario.

Asimismo, consideró que El T-MEC no está en riesgo y tiene toda la confianza en el Gobierno federal para salir adelante en este proceso de consulta.

“En esta controversia que hay en materia energética saldremos adelante, sin ninguna dificultad, y el T- MEC, el Tratado de América del Norte, está firme, es algo normal (la solicitud de consultas) que se establece en los tratados y estoy seguro que se llegará a un buen entendimiento. También nosotros vamos a defender nuestra soberanía energética, como lo hemos venido haciendo”, expresó Ramírez Bedolla.

El mandatario michoacano encabezará la Comisión México-Asia-Pacífico de la Conferencia Nacional de Gobernadores (Conago), con la tarea de aumentar el comercio y desarrollo económico.

“Asumir esta coordinación por parte de Michoacán como gobernador es también fortalecer los lazos con Asia, con todo el Pacífico, y aumentar el comercio, el desarrollo económico, el tema logístico, respaldar sobre todo este gran proyecto que es el corredor transístmico, desde Salina Cruz hasta Coatzacoalcos, y cómo podemos los estados del Pacífico mexicano emprender el proyecto de cabotaje para el comercio nacional”, explicó.

El cabotaje es el comercio entre los puntos del mismo lado de la costa mexicana.

Ante comisionados de 22 gobernadores que se dieron cita en el Club de Industriales de la Ciudad de México, representantes de empresas y embajadores asiáticos, Ramírez Bedolla destacó la importancia del puerto Lázaro Cárdenas para la conexión con el continente asiático.

Libre de bloqueos

Alfredo Ramírez Bedolla expuso el compromiso de su gobierno para que no haya un solo día de toma ferroviaria, ya que desde el puerto de Lázaro Cárdenas se conecta con Asia y de ahí se surte a Norteamérica.

“Hemos estado trabajando constantemente con Kansas City Southern, con sus directivos, para lograr una coordinación y que se mantenga esta línea tan importante y vital para el desarrollo económico, industrial y energético del país. Estamos trabajando en ese sentido y nuestro compromiso es que no haya una sola toma en 365 días del año durante todo nuestro periodo de gobierno”, expuso.

Esta vía ferroviaria es la más grande conexión de uso privado para el comercio en la región.

Te puede interesar: García Vilchis niega salida del T-MEC y critica “lanzada” mediática sobre sanciones a México