El gobernador de Jalisco, Enrique Alfaro Ramírez, informó que los narcobloqueos que se presentaron el día de ayer en el Área Metropolitana de Guadalajara, fueron la reacción por parte de la delincuencia organizada a un operativo que implementó en la ciudad el Ejército Mexicano.

Los resultados de dicho operativo militar, de acuerdo con la exposición del mandatario, fueron los siguientes: “Detalló que el operativo del Ejército Mexicano logró la detención de cinco personas, un presunto delincuente abatido, 9 vehículos y un vehículo de blindaje artesanal, 31 armas largas, 4 ametralladoras, un arma corta, y explosivos. Se espera que las autoridades federales den detalles de este operativo que dio origen a las circunstancias”, así lo comunicó el Gobierno de Jalisco.

Las acciones del Ejército Mexicano se implementaron en el municipio de Ixtlahuacán del Río, sin embargo, los narcobloqueos se extendieron hacia otros municipios, pues los criminales pretendían evitar la llegada de otras instituciones de seguridad a la zona, de acuerdo con las palabras del gobernador:

“Lo de ayer fue producto de un operativo que fuerzas federales realizaron en el municipio de Ixtlahuacán del Río para enfrentar a grupos de la delincuencia organizada, que a su vez, como reacción, intentaron bloquear las salidas a la ciudad para evitar que los refuerzos pudieran llegar a este punto. Estos actos generaron quemas de tres camiones, de dos vehículos particulares, de un camión de refrescos, de una tienda de autoservicios en el Área Metropolitana de Guadalajara y adicionalmente en Ixtlahuacán, en los ingresos de Ixtlahuacán siete vehículos también quemados”.

Lee también: Así desalojaron e incendiaron un Oxxo en Guanajuato; Femsa confirma 25 tiendas quemadas

La quema de vehículos, dijo el gobernador, no dejó ninguna pérdida de vidas humanas. También se informó que las autoridades de los tres niveles de Gobierno se reunieron en la Mesa de Coordinación Metropolitana en materia de seguridad, y que la misma se mantiene en sesión permanente.