Aunque se encontraban “preparados” para responder los cuestionamientos de los senadores, sobre todo de oposición, el secretario de Salud, Jorge Alcocer Varela, y el titular del Instituto de Salud para el Bienestar (Insabi), Juan Antonio Ferrer, fueron bombardeados por el PAN y el PRI para conocer la “verdad y no mentiras” sobre la situación actual en el “debilitado” sistema de salud.

Durante su comparecencia ante la Comisión de Salud, ambos funcionarios trataron de responder cada uno de los cuestionamientos de los legisladores, al reiterar que “no existe crisis en el sector salud”.

Tras dar a conocer las cifras de entrega de medicamentos, de hospitales abiertos o cerrados, de fallecidos por COVID, entre otras, el secretario de Salud respondió: “Para quienes dicen que no se atienden los gastos catastróficos, les digo que mienten” y señaló que están a disposición de la Secretaría de la Función Pública y de la Auditoría Superior de la Federación, todos los documentos que avalan los importes”.

Las senadoras Sylvana Beltrones, del PRI, y Xóchitl Gálvez, del PAN, quienes pidieron a los funcionarios “¡basta de decir mentiras!”, cuestionaron a los funcionarios que debido a la campaña de vacunación contra COVID-19 se han descuidado las demás vacunas y afirmaron que, de acuerdo con el tercer informe del presidente, uno de cada cuatro niños menores de edad se quedó sin su esquema completo de vacunación, lo que impide que estén vacunados y protegidos contra tuberculosis, rubéola, rotavirus, entre otras.

El secretario reveló que, si bien hay un descenso en los contagios y en todos los indicadores de COVID-19, durante 11 semanas consecutivas, “es poco probable que la actual tercera ola de la pandemia sea la última”.

“Con la tercera ola esperemos que fuera la última, no va a ser así desafortunadamente, esta tercera ola claramente está en descenso”, subrayó el funcionario.

Xóchitl Gálvez aseguró que la situación del país era mejor cuando según el gobierno era peor. “Según sus propios datos, sabemos que 16 millones de mexicanos y mexicanas dejaron de tener acceso a los servicios de salud. De 2018 a 2020 pasamos de tener 21 millones a 37 millones que se quedaron sin acceso a la salud”, por lo que les pidió asumir su responsabilidad y no mentir.

Acusó que a tres años del inicio de la cuarta transformación hay escasez de medicamentos oncológicos, falta de acceso a servicio médico y de recursos para cubrir enfermedades de alto costo; además de que el Programa Nacional de Vacunación contra la COVID-19 tiene poca eficacia y aún falta por incluir a la población infantil.

Alcocer Varela detalló que 25 entidades del país han vacunado al menos con una dosis a las personas mayores de 18 años, lo que permitirá enfrentar de mejor manera la época de invierno.

“Llevamos 11 semanas consecutivas en descenso sostenido de todos los indicadores de la pandemia y hasta el momento tenemos una reducción general del 78 por ciento en la ocupación hospitalaria, en otras palabras, sólo 26 por ciento de la camas generales y 24 por ciento de las camas con ventilador permanecen ocupadas”, indicó.

Agregó que se han registrado 3 millones 962 mil 723 casos de contagios por coronavirus y desafortunadamente 283 mil 193 fallecimientos.

Subrayó que México se encuentra en el lugar número nueve, entre los países con más dosis de vacunas aplicadas contra el virus y precisó que a la fecha se han vacunado a 67 millones 950 mil 153 personas, con al menos, una dosis en el país.

Juan Antonio Ferrer Aguilar aseguró que, por primera vez en la historia de nuestro país, la gratuidad de los servicios de salud es una realidad.

Lee también: ¿En qué color del semáforo estará tu estado del 18 al 31 de octubre? Aquí te decimos

Explicó que los cuatro pilares del Instituto a su cargo son garantizar el suministro de medicamentos: la rehabilitación y el mantenimiento de la infraestructura hospitalaria; financiamiento y regularización de las y los trabajadores de la salud; y que no falte personal médico.

Gracias a la reforma a la Ley de Adquisiciones, Arrendamientos y Servicios del Sector Público, dijo, se pueden realizar compras internacionales de medicamentos, equipos e insumos para la salud, garantizando la proveeduría y su calidad a través de la competencia entre oferentes.