Alcaldía Xochimilco derrocha recursos en papelería con sobreprecio

Días después de que José Carlos Acosta rindió protesta por segunda vez como alcalde de Xochimilco en 2021, compró insumos de papelería con un sobreprecio de hasta 400 por ciento en comparación con su costo comercial

La segunda gestión de José Carlos Acosta al frente de la alcaldía Xochimilco inició con irregularidades

La segunda gestión de José Carlos Acosta al frente de la alcaldía Xochimilco inició con irregularidades

Comparte esta nota

La segunda gestión de José Carlos Acosta al frente de la alcaldía Xochimilco inició con irregularidades.

En noviembre de 2021, un mes después de rendir protesta como titular de la demarcación por segunda vez, realizó la compra de materiales de oficina y papelería a sobreprecio.

Xochimilco adquirió lápices, engrapadoras y otros insumos con un sobrecosto de hasta 400 por ciento respecto al precio en que otros proveedores ofrecen los mismos bienes al público.

Esto se suma al historial de anomalías que han ocurrido en el gobierno de Acosta en Xochimilco: se ha documentado que permite la simulación entre proveedores en licitaciones públicas y adjudica contratos millonarios a empresas con historiales grises.

José Carlos Acosta ha estado en la titularidad de Xochimilco desde octubre de 2018 y en octubre de 2021, después de ganar la reelección, rindió protesta otra vez como alcalde, cargo en el que permanecerá hasta 2024

El derroche en la alcaldía Xochimilco

El pasado 26 de noviembre, Xochimilco adjudicó el contrato C-122-2021 a la Distribuidora Meridio  S.A. de C.V., a través de un concurso de invitación restringida para la adquisición de material de papelería y oficina, detalla el acuerdo comercial que se puede consultar a través de la Plataforma Nacional de Transparencia (PNT).

De acuerdo con el documento, Xochimilco le pagó a la empresa 267 mil pesos por la compra de 35 distintos artículos de papelería.

Sin embargo, 11 de ellos, el 35 por ciento del total, fueron comprados a sobreprecio en comparación con el precio al que otros proveedores lo ofrecen al público en general.

Lo anterior viola la Ley de Adquisiciones para la Ciudad de México que señala que los entes públicos deben procurar en los concursos y procesos de contratación las mejores condiciones para la administración pública en cuanto precio y calidad.

Según el contrato, el primer producto que fue pagado a sobreprecio son 20 engrapadoras de tira completa, color acero cromado de la marca Barrilito.

Cada engrapadora cuesta en el portal pedidos.com 149 pesos, pero la alcaldía las adquirió en 257 pesos cada una, un 42 por ciento más, según el anexo técnico del convenio.

Posteriormente están 100 rollos de cinta doble cara de 18 por 33 milímetros de la marca Tuk, que en la tienda especializada Ferremayoreo Elizondo está en un precio al público de 110 pesos; en tanto, las autoridades los compraron en 117 pesos cada uno, 6 por ciento más caro.

En tercer lugar están 200 sobres con rondana sobre papel, de 30.5 por 39.5 milímetros, marca Cansa. Cada uno cuesta 7.34 pesos en Grupo Papelero Gutiérrez, mientras Xochimilco los pagó en 11.20 pesos, 34.5 por ciento más.

Por otra parte están 500 lápices bicolor de la marca Dixon, que en la Unión Papelera se venden al público en 7.47 pesos y la alcaldía compró en 8.53 pesos, 12.4 por ciento más.

Mientras que en quinto lugar están 500 lápices de grafito, número 2, marca Dixon que fueron pagados a 10 pesos cada uno. Sin embargo, en Papelería Casa Marchand el mismo producto se vende a solo 2 pesos; Xochimilco lo adquirió cuatro veces más caro.

Después están 300 paquetes de 100 tarjetas tipo Bristol de 5 por 8 centímetros, sin marca, en Grupo Papelero Gutiérrez el producto se vende en 25 pesos, pero la alcaldía Xochimilco pagó 40 pesos, 60 por ciento más.

En séptimo lugar están 120 bolsas de ligas de hule, número 10, marca Sol, cuyo precio en Papelería Casa Marchand está en 20 pesos, pero Xochimilco los compró en 33 pesos, 65 por ciento más.

Posteriormente están 100 marcadores de agua, color amarillo de marca Berol, que en la tienda electrónica de PC Digital se ofrece al público en 9 pesos, pero la alcaldía los compró en 18 pesos, el doble.

El noveno concepto pagado a sobrecosto por Xochimilco fueron 35 reglas metálicas de 30 centímetros, marca Maped, que en Office Depot cuestan 67 pesos, mientras que el Gobierno local pagó 87 pesos, 29 por ciento más.

Le siguen 35 estuches de 45 colores marca Prismacolor que cuestan en Office Depot 499 pesos, mientras que la demarcación los compró en 550 pesos, un 22 por ciento más.

Por último, la alcaldía compró 18 estuches de 24 plumines tipo fantasy, marca Paper Mate, que en Office Depot cuestan 189 pesos, pero la alcaldía pagó 210 pesos, 11 por ciento más.

Los antecedentes de corrupción

El 29 de noviembre de 2021, Reporte Índigo dio a conocer en la nota “Millones entre cuates por simulación de licitaciones en Xochimilco” que Javier Santana Núñez y Naim Bajos Martínez simularon no tener relación mercantil para ganar contratos por un millón y medio de pesos en concursos de licitación pública celebrados por Xochimilco.

Según lo publicado, ambos formaban parte de la empresa SBM Reve y en concursos de licitación, Bajos Martínez competía como persona física contra la compañía y así era como ganaban concursos millonarios en la alcaldía Xochimilco.

Organismos federales señalan que fingir concursar en contrataciones gubernamentales es una irregularidad que afecta el principio de la máxima eficiencia en el ejercicio de los recursos públicos.

También puedes leer: Ordenan a Xochimilco transparentar polémica liberación de ajolotes

Salir de la versión móvil