La fiscalización de las redes sociales de los alcaldes de la Ciudad de México es un pendiente importante.

Tras el proceso electoral de junio de 2021, los alcaldes continúan usando redes sociales y gastan dinero para promocionar su imagen.

Sin embargo, especialistas advierten que esto se trata de actos de promoción personalizada que deberían ser fiscalizados porque los recursos con que se pautan son de origen desconocido.

Además, existen páginas que son administradas hasta por 14 personas, y acusan que el fin de los alcaldes es posicionarse para alcanzar la reelección, lo que está prohibido fuera de los periodos establecidos por la ley.

Desde 2018, los alcaldes y diputados locales tienen la opción de reelegirse hasta por 2 ocasiones continúas.

“Me parece que es promoción personalizada porque es su cuenta personal pero desde esa cuenta se difunden mensajes sobre el bien de una comunidad y para fines de trabajo”
Claudia Benassini FélixEspecialista de la Facultad de Arquitectura, Diseño y Comunicación de la Universidad La Salle

El dilema

El problema con el uso de las redes sociales por parte de alcaldes, principalmente, es que estos funcionarios usan su cuenta personal de redes sociales para promocionar los logros de su administración y contrarrestar la información negativa que se difunde de ellos en medios de comunicación, dice Claudia Benassini Félix, especialista de la Facultad de Arquitectura, Diseño y Comunicación de la Universidad La Salle.

La especialista detalla que los alcaldes son los más propensos a usar sus redes sociales como medio para publicitar e infringir la ley porque deben desempeñar su cargo de manera apartidista, a diferencia de los legisladores locales quienes representan y velan por los intereses de un partido.

“Me parece que es promoción personalizada porque es su cuenta personal pero desde esa cuenta se difunden mensajes sobre el bien de una comunidad y para fines de trabajo. También promueven las actividades y los logros de sus administraciones (…) Deben estar sujetas al escrutinio público y ser objeto de análisis”, comenta.

De acuerdo con el Código Electoral de la Ciudad de México, la promoción personalizada es cuando un funcionario emite mensajes sobre programas o el ejercicio de recursos públicos pero utiliza su imagen o los símbolos que los identifican.

Benassini Félix señala que también se debe fiscalizar el uso de las redes sociales de los alcaldes porque se gastan recursos en la publicidad de posteos y personal para administrar las cuentas, pero se desconoce si esta inversión proviene de los recursos públicos.

100
mil pesos o más han gastado los alcaldes en promocionarse en redes sociales

14
personas llegan a administrar las páginas

Por otra parte, la especialista afirma que la promoción personalizada que realizan tiene la clara intención de reelegirse.

“A través de sus cuentas hacen un trabajo de proselitismo muy fuerte, porque contrarrestan la información negativa en su contra y promueven su imagen. Entonces, ahí existe un problema del uso de las cuentas y en cómo se utilizan con fines políticos”, declara.

Regular, complejo

El uso de las redes sociales por parte de funcionarios públicos que llegaron a través del voto popular es complejo, porque se debe considerar específicamente qué aspectos se van a normar, dice Benassini Félix.

“Me parece que si se regula solo con fines electorales, podría ser un error. Por lo cual, se debe pensar bien qué se quiere regular y fiscalizar, porque en el pasado se han intentado hacer regulaciones de las redes sociales que parecían de caricatura e incluso coartaban la libertad de expresión”, declara.

Por último, la especialista de La Salle recalca que es un tema que se tiene que normar para evitar que se infrinjan las leyes electorales.

“Con la promoción que hacen se benefician y se presumen logros de manera personalizada de sus gestiones públicas. Por eso es un tema que debe estar en revisión”, comenta.

Los casos de alcaldes

Cinco alcaldes de la Ciudad de México han gastado 104 mil 850 pesos en promocionar sus publicaciones en Facebook durante el lapso que comprende del 1 de octubre, cuando rindieron protesta, al 24 de mayo, fecha de consulta de los datos, revela información sobre las páginas oficiales de los alcaldes en la red social.

El alcalde que más ha gastado en publicitar sus posteos en Facebook es el titular de Benito Juárez, Santiago Taboada, quien ha invertido 70 mil 156 pesos en publicitar 203 posteos, que fueron realizados por los 14 administradores de la página del ejecutivo local.

A Taboada, le sigue la alcaldesa de Álvaro Obregón, Lía Limón, quien en el mismo periodo ha gastado 16 mil 694 pesos en pautar 11 publicaciones. El número de administradores que manejan la cuenta de la exfuncionaria federal, son 11.

Mientras que en el tercer lugar se encuentra el alcalde de Miguel Hidalgo, Mauricio Tabe Echartea, quien ha erogado 13 mil 600 pesos en publicitar 4 posteos. Un total de 12 personas administran la página.

Después se encuentra Giovanni Gutiérrez, alcalde de Coyoacán, quien ha invertido 3 mil 092 pesos en 13 publicaciones. Según la información disponible, son 12 personas quienes manejan la cuenta del panista.

Mientras que la alcaldesa de Azcapotzalco, Margarita Saldaña, ha pautado una sola publicación con una inversión de 199 pesos; su página es administrada por 9 personas.

El único alcalde de Morena que reporta gastos en publicidad en Facebook es Armando Quintero de Iztacalco; ha gastado mil 109 pesos en 4 posteos, administrados por 4 personas.

También puedes leer: Simulan alcaldes liberación de ajolotes en Xochinilco