También aparece en el video, a espaldas del alcalde, su secretario técnico particular, Habib Bechelani, con una pistola fajada en la cintura


“El mensaje está claro ahí, manifestamos que estamos en contra del narcotráfico (...) Yo soy respetuoso de la gente. Es como ver el vaso de agua medio lleno o medio vacío”

Francisco Pulido Álvarez

Alcalde de Zapotlanejo

http://www.youtube.com/watch?v=oqIFYaoW96c

“Todo empezó en Obregón, una bazuca tronaba; a la gente del gobierno, decían la desarmaba; eran varios pistoleros que no le temen a nada, tenían en su poder armas muy sofisticadas, traían calibre 50 y también lanzagranadas, bazuca y cuerno de chivo, venían en trocas blindadas. Y esto fue cierto pariente”, se lee en la letra del corrido “La Bazuca”, compuesto por Manuel Fernández “El Bigotes”, interpretado por  “El Tigrillo” Palma.  

La canción está basada en una experiencia del capo sinaloense Joaquín “El Chapo” Guzmán, en la ciudad de Obregón, Sonora; de ahí salió la idea para la trilogía de “El Bazukazo”, producción de JS Films.  

En la tercera película de esta saga de videohomes, “El último bazukazo”, dedicada al corrido del narcotraficante más buscado en Estados Unidos, decidió participar el edil de Zapotlanejo, Francisco Javier Pulido Álvarez. 

El alcalde priista de uno de los municipios de la zona centro de Jalisco con más presencia de grupos del crimen organizado, tiene una línea en el trailer de la película: “Ese asesino viene a amenazarme, viene a pedirme cosas que no voy a cumplir”.

También aparece en el video, a espaldas del alcalde, su secretario técnico particular, Habib Bechelani, tomando con la mano una pistola que trae fajada en la cintura, con actitud amenazante. 

La versión oficial sobre la participación del alcalde (no se mencionó nada de la de Bechelani) se dio por medio de un boletín de prensa publicado en su página de Internet con fecha del 12 de noviembre de 2013: 

“El gobierno municipal recibió del productor de dicha película, Juan Manuel Romero, la solicitud de facilidades para la realización de partes de un film, cuyo motivo es crear conciencia entre la población de fenómenos antisociales y la degradación moral consecuente. 

“Al mismo tiempo, se invitó al presidente municipal, Francisco Javier Pulido Álvarez, a personificar brevemente a un senador de la República, cuyo papel sería rechazar todo tipo de corrupción y por lo cual incluso pierde la vida. Dados los nobles motivos de tal producción fílmica, el presidente municipal aceptó participar, ya que es competencia municipal la prevención del delito”.  

El Ayuntamiento de Zapotlanejo no aportó dinero a la producción, pero ayudó con una patrulla, dos elementos y una oficina del gobierno.  

Pero aunque el gobierno de Zapotlanejo señale los “nobles motivos” del trabajo de Romero y su equipo, JS Films es una casa productora de videohomes sobre narcotráfico, algunas son ficciones, pero la mayoría son historias basadas en hechos que en realidad le sucedieron a capos de los cárteles de droga mexicanos. 

La productora que vende sus videos principalmente a la comunidad mexicana en Estados Unidos, tiene en su haber historias como la de “El Pozolero”, que trata sobre Santiago Meza López, el hombre que disolvía cadáveres en tambos llenos de ácido para el grupo delictivo de los Arellano Félix, arrestado en enero del 2009 en Baja California. 

Otra de las historias que los dueños de JS Films estaban rastreando era la del capo sinaloense, Édgar Valdez Villarreal “La Barbie”, que finalmente el propio capo (cuando fue detenido en agosto del 2010) confesó que había rodado una película que financió, en la que apareció el grupo norteño, Torrente, detenidos por posesión de armas y vínculos con el narcotráfico.

Su detención tuvo lugar en una posada que organizó el grupo delictivo de los Beltrán Leyva en diciembre de 2009, en Morelos, donde fueron detenidos también integrantes del grupo Los Cadetes de Linares. 

En su momento Juan Manuel Romero señaló su interés al diario El Universal sobre rodar la película de la historia del capo sinaloense, a unos días de la detención de “La Barbie”:  

 “‘La Barbie’ es un buen tema ahorita, y andamos sobre la historia, pero no sabemos cómo manejarla, porque para tratar de hacer algo sobre ‘La Barbie’ y especificar detalles se necesita un permiso, sería muy peligroso y se pueden enojar; puede pasar algo negativo en contra de la compañía, así que estamos tratando de protegernos”. 

Del cine a la realidad 

En septiembre deL 2011 Zapotlanejo fue escenario del aseguramiento de un narcolaboratorio en el municipio, considerado uno de los más grandes descubiertos en el país de la droga cristal, que se ha vuelto de dominio popular tras la salida de la serie televisiva estadounidense Breaking Bad, donde el protagonista produce dicha droga. 

El decomiso fue el más grande nunca registrado por la Quinta Región Militar. 

Por otro lado, el incremento en el número de asesinatos en el municipio es alarmante, pues de registrarse 10 en todo el año pasado, todavía no termina 2013 y ya se contabilizan (del primero de enero al 12 de noviembre) 21 asesinatos, más del doble de todos los del año pasado. 

Aún así, el alcalde no considera que su aparición en filmes con historias que enaltecen a los narcotraficantes promueva una mala imagen, por el contrario, dice que ayuda en la prevención del delito, según la información del boletín y sus declaraciones a medios locales al respecto. 

“El mensaje está claro ahí, manifestamos que estamos en contra del narcotráfico (…) Yo soy respetuoso de la gente. Es como ver el vaso de agua medio lleno o medio vacío”, indicó Pulido Álvarez. 

Capos pagan por videhomes 

Las películas de videohome que caracterizaron al cine de mediados de la década de los años 80 fueron financiadas por grandes capos.

Así lo reconocen Mario Almada y Jorge Reynoso en el reportaje  del medio internacional Vice,  titulado “México Narco Cinema”, publicado hace tres años. 

Ambos íconos del cine de pistoleros refieren haber trabajado de cerca con narcotraficantes como Rafael Caro Quintero.

A pregunta expresa de si las películas de videohome fueron financiadas por narcos, Mario Almada responde: “pues sí, puede ser que sí.

“Yo nunca me puse a investigar, yo tengo muchos amigos productores, con cadenas y collares. Yo no me metí a investigar si eran o no eran porque eran buenas gentes, buenas personas”, agrega.

La primera película de mafia grande que hizo Mario Almada se llamó “La mafia tiembla”. El actor relata que fue “una película hecha a Rafael Caro Quintero, que fue un narcotraficante muy importante en México”.

Mario Almada lo describe como “un hombre simpático, un hombre espléndido, que hizo mucho; hizo escuelas.

“Hicimos ‘La operación mariguana’, que fue el inicio de Caro Quintero, cuando tenía sembrado todo… era un hombre simpático”, señala Almada en el videoreportaje de Vice. 

Por su parte Jorge Reynoso, conocido como “El señor de las pistolas”, villano en las películas de pistoleros, relata que tuvo la oportunidad de trabajar con algunos narcotraficantes: 

“Han estado con nosotros y obviamente nunca fui dedo, por eso sigo vivo, ni traicioné a nadie, ni la confianza de ninguno de ellos, que siempre nos brindaron una amistad”, apunta Reynoso, quien hoy es productor de este género del cine. 

“Los narcotraficantes de México son gentes del campo, son gentes que surgen de una pobreza y cuando logran colocarse hacen por su pueblo mejoras y la gente obviamente los quiere”, defiende Jorge Reynoso.

El héroe que emerge de la pobreza, el policía corrupto, el militar vinculado con el narco, el sacerdote que da seguridad a los bandoleros, las mujeres pistoleras, son algunos de los perfiles que aparecen en este tipo de historias.

Personajes de ficción cada vez más comunes en la realidad mexicana y que sin duda representan íconos aspiracionales para un mercado consumidor ávido de aventuras violentas.