El exdirigente nacional del Partido Acción Nacional, Manuel Espino, demandará por enriquecimiento ilícito a Miguel Ángel Yunes Linares.

La denuncia la hará dentro de 15 días en lo que conforman un expediente con “suficientes” pruebas.

Fiel a estar en medio de la polémica, el expanista, quien se unió a la campaña de Enrique Peña Nieto en la pasada campaña electoral, aseguró que se lanza a esta cruzada contra el exdirector del Issste porque cometió un delito que ofende a la ciudadanía.

Luego de meses de haber desaparecido del escaparate público y político, Espino regresó para entrar en el pleito PRI-PAN que ha desatado el presunto uso de recursos públicos para favorecer a los candidatos del tricolor en Veracruz.

“Presentaremos ante la PGR una denuncia en contra de Miguel Ángel Yunes Linares y su hijo Miguel Ángel Yunes Márquez, por un delito que ha ofendido mucho a los mexicanos, el cual es el de enriquecimiento ilícito”, declaró Espino.

De acuerdo a las estimaciones del expresidente del PAN, el monto del desvío de recursos de Yunes Linares puede ascender a los mil 200 millones de pesos.

Y es que el acusado fue director del ISSSTE durante el sexenio de Felipe Calderón, coincidentemente en los años en los que Espino aún era panista.

Nada dijo entonces sobre la malversación de fondos del político veracruzano.

La denuncia ahora tendrá pruebas contundentes sobre propiedades de Yunes y su familia, dijo Espino, que salieron luego de una investigación que duró tres años.

Mal de familia

En los resultados está incluido el actual senador panista Fernando Yunes Márquez.

“Aportaremos las pruebas para determinar que ambos poseen cuantiosas fortunas y propiedades, que no se relacionan con sus ingresos ni con sus declaraciones patrimoniales, por lo que mostraremos que son producto de desvíos de recursos y que dieron uso ilegal de los puestos públicos que han ocupado”, fue la advertencia.

En sus declaraciones Espino asegura que la familia del político tiene propiedades millonarias en Miami y Nueva York, así como una red de gasolineras en Coatzacoalcos, Córdoba y otros municipios de Veracruz.

Desde noviembre de 2012 Reporte Indigo publicó las irregularidades entre las declaraciones patrimoniales del político veracruzano y sus propiedades.

De acuerdo a una investigación de este diario se constató que los destinos preferidos del político -quien durante años fuera cercano a la profesora Elba Esther Gordillo- son Miami, Ciudad de México y España. En todos esos lugares es en donde junto a su familia han obtenido propiedades y negocios.

En las declaraciones patrimoniales no se incluye el total de los bienes de la familia, que asciende a cerca de 400 millones de pesos, cifra que aumentaría al sumar cuentas que, en un documento conseguido para la investigación, constata que tiene cuentas en bancos extranjeros.

Entre los años 2010 y 2012 los Yunes realizaron compras de terrenos, departamentos y construcciones por más de 50 millones de pesos, y desde entonces han desarrollado distintas empresas en México y España en el ramo inmobiliario, consultoría, servicio, alimentos y construcción.