Agua, recurso y derecho humano en pugna en CDMX

El reconocimiento del derecho al agua no ha logrado garantizar que todos los habitantes de la Ciudad de México tengan acceso a este recurso; sin embargo, sí ha detonado las quejas antes las instancias correspondientes en los últimos años

El reconocimiento del derecho al agua no ha logrado garantizar que todos los habitantes de la Ciudad de México tengan acceso

El reconocimiento del derecho al agua no ha logrado garantizar que todos los habitantes de la Ciudad de México tengan acceso

Comparte esta nota

En los últimos seis años, las violaciones al derecho humano al agua en la Ciudad de México se han duplicado.

Información obtenida por transparencia revela que del 2016 al 2021 las quejas que han derivado en un expediente de investigación por violaciones al derecho humano al agua en la capital del país han crecido un 126 por ciento.

Especialistas aseguran que esto se debe a múltiples factores tanto ambientales como políticos, pero principalmente al reconocimiento del derecho humano al agua tanto por la sociedad como por las autoridades.

Además, de acuerdo con datos de la Comisión de Derechos Humanos de la Ciudad de México (CDHCM), en la capital del país son 1.8 millones de personas las que carecen de un abasto continuo de agua y la reciben por tandeo, es decir, solo en ciertos horarios.

Las cifras

Del 2016 al 2021, las quejas por presuntas violaciones al derecho al agua en la Ciudad de México que han derivado en una investigación por parte de la CDHCM han crecido un 126 por ciento, señala la respuesta a la solicitud de información con folio 090165822000050 tramitada ante la Plataforma Nacional de Transparencia (PNT).

Las cifras por año en dicho periodo tienen variaciones; sin embargo, mantienen una tendencia creciente respecto al 2016.

De acuerdo con las cifras proporcionadas, en 2016 hubo 114 denuncias por violaciones al derecho humano al agua.

Para el siguiente año, la cifra creció a 222 quejas e investigaciones, 94 por ciento más que en el 2016.

En 2018, las quejas crecieron a 315, lo que representa un incremento en comparación con 2016 de 176 por ciento.

A su vez, en 2019, la cifra tuvo un decremento respecto a 2018 al situarse en 216. No obstante, esa cifra es 89 por ciento mayor que en 2016.

Para 2020, el año de la pandemia de COVID-19, el número de quejas por presuntas violaciones al derecho humano al agua ascendió a 180, un 16 por ciento menos que en 2019, pero aun así, 57 por ciento más que en 2016.

Por último, el año pasado las denuncias por agravios a la ciudadanía en su acceso al agua se situaron en 258, un 43 por ciento más que en 2020 y un 126 por ciento más al 2016.

En total son mil 305 denuncias por violaciones al derecho humano al agua que se han registrado en el periodo mencionado.

El reconocimiento del derecho al agua

La principal causa por la que han aumentado las quejas entre 2016 y 2021 es por el reconocimiento del derecho humano al agua tanto a nivel federal como local, afirma Alberto Del Castillo Del Valle, especialista en derecho y académico de la Facultad de Estudios Superiores (FES) Aragón de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

“Incrementan las quejas porque ya existe una base constitucional que respalde el acceso al agua como un derecho”
Alberto Del Castillo Del ValleEspecialista en derecho y académico de la Facultad de Estudios Superiores (FES) Aragón de la UNAM

La reforma constitucional a la que se refiere Del Castillo Del Valle tuvo lugar el 8 de febrero de 2012, cuando se publicó en el Diario Oficial de la Federación que refiere que “toda persona tiene derecho al acceso, disposición y saneamiento de agua para consumo personal y doméstico en forma suficiente, salubre, aceptable y asequible. El Estado garantizará este derecho y la ley definirá las bases, apoyos y modalidades para el acceso y uso equitativo y sustentable de los recursos hídricos”.

Mientras que a nivel Ciudad de México, desde el 2018, con la entrada en vigor de la nueva Constitución Política local, se reconoció el derecho al agua en el mismo sentido a que a nivel federal.

Por otra parte, comenta el especialista, el aumento en querellas y denunciantes también se debe a que las autoridades locales no han podido garantizar el acceso al agua y es un problema sensible, porque el recurso es necesario para toda actividad humana.

Afirma que otro de los factores que han detonado las quejas es la mala calidad del agua que llega a los hogares. “Muchas veces el agua que llega a nuestras casas no es salubre, no es potable”, indica.

Esfuerzo de la sociedad civil

El reclamo de la sociedad civil organizada ante la carencia de agua es otro de los motivos que han detonado las quejas, señala Alma Guadarrama Muñoz, especialista en derecho de la Universidad La Salle.

“Es esta exigencia de la sociedad civil la que ha impulsado las quejas y la lucha por el derecho al agua”, declara.

Asimismo, las organizaciones han colaborado a procurar dicho derecho y acercar el recurso a comunidades marginadas.

“Creo que el incremento en denuncias se debe a que hay empresas o privados que lucran con el agua, a pesar de ser un recurso vital y que debe ser de acceso para todos”, comenta.

Igualmente, indica, es desde la sociedad civil que más se promueve el respeto al derecho humano al agua.

“Es un gran empuje el que hace la sociedad civil ante la carencia de una normativa específica en el tema”, dice.

Por último, Guadarrama Muñoz detalla que la Cámara de Diputados debe trabajar y aprobar una Ley General de Aguas para que a nivel nacional, exista una regulación actualizada para el uso y aprovechamiento del recurso.

La actual Ley de Aguas Nacionales data de hace 20 años, cuando el presidente de la República era Carlos Salinas de Gortari, mientras que la última reforma que se le hizo al marco legal fue el 6 de enero del 2020.

También puedes leer: Inicia Sheinbaum instalación de gabinetes de agua y saneamiento en CDMX

Salir de la versión móvil