Nuevo León tiene que dar agua a Tamaulipas. El Tratado de Aguas, firmado el 13 de noviembre de 1996, obliga a la entidad neoleonesa a proporcionar líquido de la presa El Cuchillo al embalse tamaulipeco Marte R. Gómez, para que mantenga el volumen de 700 millones de metros cúbicos.

Cifras de la Comisión Nacional del Agua (Conagua) revelan que esta presa cuenta con un volumen de 304 millones de metros cúbicos de agua, por lo que Nuevo León tendría que ceder 396 millones de metros cúbicos.

Hoy el embalse El Cuchillo tiene un llenado de 463 millones de metros cúbicos. Para que este acuerdo se concrete esta presa debe mantenerse en 315 millones de metros cúbicos, así 148 millones de metros cúbicos están en posibilidad de ser trasvasados.

De cumplir con el tratado, la presa neoleonesa estaría en riesgo en plena crisis hídrica. La única manera de que esta presa no llegue a niveles mínimos es que lluvias, tormentas tropicales o huracanes aumenten su volumen a 800 metros cúbicos para que no se quede sin agua.

El trasvase de agua a Tamaulipas es para abastecer a 3 mil 700 usuarios del Distrito 026 para el riego de 70 mil hectáreas de los municipios Mier, Miguel Alemán, Camargo y Díaz Ordaz, según está estipulado en el Acuerdo de Coordinación para el Aprovechamiento de Aguas del Río San Juan que firmaron Nuevo León y Tamaulipas en 1996.

Tomás Gloria Requena, diputado federal de Tamaulipas, asegura que se tiene que vigilar que se cumpla con este compromiso para el mes de octubre que se debe abrir la presa El Cuchillo. Año con año Nuevo León desfoga agua de esta presa para que circule por la cuenca del Río San Juan, que dota a la presa Marte R. Gómez.

La presa El Cuchillo abastece con 5 mil litros por segundo a la Zona Metropolitana de Monterrey (ZMM) y es una de las principales fuentes superficiales para consumo humano. Mientras que La Boca y Cerro Prieto aportan, en conjunto, casi 4 mil litros por segundo.

Prácticamente este embalse ha sostenido el abastecimiento de la ZMM, pues, además de llevar el agua vía acueducto, decenas de pipas han sido llenadas para abastecer a sectores a los cuales les fue suspendido el servicio.

Presas captan poca agua

Cifras del Sistema Nacional de Información del Agua, que forman parte del monitoreo de las presas de México de la Conagua, revelan que a pesar de las lluvias es poca la captación de líquido en los embalses de Nuevo León.

Los números del 4 de septiembre refieren que la presa El Cuchillo tenía un volumen por 461 millones de metros cúbicos, pero en la actualización de ayer 5, había un llenado de 463 millones de metros cúbicos. Es decir, sólo hubo un aumento de 2 millones de metros cúbicos.

La presa Cerro Prieto registraba 3.240 millones de metros cúbicos el día 4 de agosto. En la actualización del lunes el reporte fue de 3.300 millones de metros cúbicos.

La presa La Boca, hasta el domingo, tenía un acumulado de 5.980 millones de metros cúbicos. Con las lluvias de este fin de semana llegó a 13.759 millones de metros cúbicos. Las lluvias han generado en total casi 17 millones de metros cúbicos.

Un órgano endeudado

El Sistema de Agua y Drenaje de Monterrey, a cargo de Juan Ignacio Barragán, quedará endeudado por la construcción del acueducto El Cuchillo II y por la presa Libertad. Estas obras hídricas se realizarán a través de una deuda por más de 7 mil millones de pesos.

El ducto se construirá bajo un esquema donde las empresas aportarán el capital de 5 mil millones, mientras el Gobierno federal destinará otros 5 mil millones de pesos.

Para la obra de la presa Libertad se solicitó una deuda por 2 mil 500 millones de pesos y la federación aportará la misma cantidad, que cubrirá el costo total de esta construcción: 5 mil millones de pesos. La deuda será pagada por la ciudadanía a través de la tarifa por el uso de agua para consumo humano, pues ya hay un incremento por saneamiento.

Te puede interesar: MC propone agua potable doméstica para empresas en Nuevo León