El municipio de Guadalajara concentra la mitad de todos los casos de discriminación y/o violencia que se han cometido en contra de personas que son parte de la población LGBTIQ+, que han sido registrados por el “Mecanismo de Atención a Víctimas de Discriminación por Orientación Sexual e Identidad de Género” del Gobierno de Jalisco.

Del 1 de agosto de 2021 al 13 de mayo del 2022, ese mecanismo tuvo conocimiento de 60 casos de discriminación y/o violencia que victimizaron a integrantes de la población LGBTIQ+.

Los registros que difundió la Dirección de Diversidad Sexual del Gobierno de Jalisco, a cargo de Andrés Treviño Luna, muestran que el municipio de Guadalajara aportó la mitad de esta incidencia de discriminación por orientación sexual e identidad de género con 28 casos.

Mientras que el resto de los hechos investigados ocurrieron en los siguientes municipios: Zapopan, Tlaquepaque, Tlajomulco de Zúñiga, Tepatitlán, Chapala, Colotlán, Cihuatlán, Tamazula de Gordiano, Lagos de Moreno, Villa Purificación, Tonalá, Tequila y Puerto Vallarta.

Casi una tercera parte de todos los casos de discriminación y/o violencia contra la población LGBTIQ+ que ha documentado el “Mecanismo de Atención a Víctimas de Discriminación por Orientación Sexual e Identidad de Género” (30 por ciento), fueron cometidos por servidores públicos, según el apartado de 'Clasificación de los actos de discriminación y/o violencia”

“Dieciocho de los casos están relacionados con la discriminación por una autoridad, ya sea por la negación de un servicio público como el trámite de identidad de género, trámites registrales, prestación de servicios de salud o libre tránsito, 12 están relacionados con discriminación laboral; 5 están relacionados con discriminación escolar; los restantes fueron violencia y o discriminación en espacios privados”.

Mecanismo anti-violencia contra personas LGBTIQ+

El “Mecanismo de Atención a Víctimas de Discriminación por Orientación Sexual e Identidad de Género” cuenta con un equipo de tres profesionales en derecho, quienes además son parte de la población LGBTIQ+, y tienen por función el asesoramiento y acompañamiento de las personas que han sufrido una agresión de esta naturaleza.

Los casos de discriminación y/o violencia que se denuncian ante el mecanismo no son atendidos únicamente por esta instancia, pues posteriormente se involucra a otras dependencias que también resultan competentes en la materia. Por ejemplo, la autoridad señaló que 40 de los casos fueron derivados a otras instituciones.

Entre estas se encuentra el Instituto de Justicia Alternativa, la Fiscalía de Derechos Humanos, el Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación (Conapred), la Secretaría de Igualdad Sustantiva entre Hombres y Mujeres, la Procuraduría del Trabajo, los Ayuntamientos y Órganos Internos de Control y la Comisión de Búsqueda.

Dijo al respecto Treviño Luna, director de Diversidad Sexual: “Hace tres años que llegamos a la administración no existían registros administrativos que reconocerían las violencias de las que somos víctimas y el hecho de que no existan registros, es una barrera para que se puedan diseñar políticas públicas que nos incluyan y garanticen igual y que puedan transformar nuestro estado en lo que nosotras soñamos que es un Jalisco de iguales”.

Sin embargo, y debido a que los registros muestran que una proporción importante de los casos de discriminación y/o violencia son cometidos por las propias instancias gubernamentales, una de las líneas de trabajo de la Dirección de Diversidad Sexual está centrada precisamente en las labores de capacitación al interior de las dependencias públicas.

Avances recientes

Recientemente el Congreso de Jalisco aprobó la figura del matrimonio igualitario en el estado, con base en una iniciativa que presentó la legisladora del partido Futuro, Susana de la Rosa Hernández, la cual fue procesada en muy poco tiempo, aun cuando un sector de la sociedad jalisciense continúa manifestándose en contra de ese derecho.

La iniciativa fue presentada el 27 de enero de 2022 y aprobada de forma definitiva el 7 de abril pasado; en esa misma sesión, el Congreso de Jalisco dio otro paso importante en la protección de los derechos de la población LGBTIQ+, al decretar también la prohibición de las “terapias de conversión” o ECOSIG (Esfuerzos para Corregir la Orientación Sexual y la Identidad de Género).

La propuesta original para prohibir en Jalisco las “terapias de conversión” fue presentada por  Salvador Caro Cabrera, desde el 2 de octubre de 2019, sin embargo, hasta este año su iniciativa fue finalmente resuelta por el Congreso del Estado.

“Se adicionó el artículo 202 Ter al Código Penal para el Estado, con el objeto de sancionar multa de 50 a 300 veces el valor diario de la unidad de medida y actualización o de treinta a 100jornadas de trabajo en favor de la comunidad a quienes promuevan, apliquen o financien cualquier tipo de tratamiento, terapia o práctica para modificar, reorientar o anular la orientación sexual de una persona”, informó.

Recientemente el Congreso de Jalisco aprobó la figura del matrimonio igualitario, una iniciativa que presentó la legisladora del partido Futuro, Susana de la Rosa Hernández

Un tercer avance que dejó esa sesión fue la aprobación de la iniciativa de Héctor Pizano Ramos y Enrique Velázquez González, del 6 de noviembre de 2018, que “actualizó la Ley del Registro Civil de la entidad para reconocer la prerrogativa que tienen las personas transexuales a la identidad de género”.

También puedes leer: Un Futuro con más libertades para la comunidad LGBTIQ