¡Tu navegador no soporta JavaScript!
Reporte
GDL
imagen principal

CAMBIO CLIMáTICO

Aeropuertos: expansión con desdén ambiental

Luis Herrera

Los proyectos para expandir los aeropuertos de Guadalajara y Puerto Vallarta presentados en febrero por el concesionario GAP y el Gobierno de Jalisco, con una inversión de 15 mil MDP, carecen de manifestaciones de impacto ambiental autorizadas por la Semarnat y la SCT


Abr 27, 2020
Lectura 6 min
portada post

Los proyectos de expansión de los aeropuertos de Guadalajara y Puerto Vallarta que fueron anunciados con bombo y platillo en febrero pasado, aún no cuentan con manifestaciones de impacto ambiental bajo estudio y mucho menos autorizadas por parte de las autoridades federales competentes.

Incluso, tanto la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) como la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) respondieron vía transparencia que el concesionario de esos aeropuertos, el Grupo Aeroportuario del Pacífico (GAP), no les ha presentado dichos proyectos para su valoración técnica.

Este 5 de febrero, el GAP y el Gobierno de Jalisco anunciaron los planes de intervención sobre los aeropuertos de Guadalajara y Puerto Vallarta, el primero con una inversión de 11 mil millones de pesos (MDP) y el segundo con otros 4 mil MDP, según la información que difundieron.

La propuesta del gobernador Enrique Alfaro Ramírez para replantear el pacto fiscal federal ha recibido críticas al considerarse que podría estar sembrando división y discordia

Reporte Indigo solicitó a la SCT y a la Semarnat que informaran qué tipos de estudios y proyectos se habían elaborado ya por el concesionario GAP, para sustentar las intervenciones que se anunciaron aquel día sobre ese par de aeródromos de Jalisco.

“De acuerdo con los archivos físicos y electrónicos que obran en esta autoridad aeronáutica, se informa que tras una búsqueda de la información solicitada no se localizó ninguna ‘Manifestaciones de Impacto Ambiental’ de los ‘Estudios Costo-Beneficio’ y de los ‘Resúmenes de Proyecto’, de las inversiones que anunció GAP en sus aeropuertos de Guadalajara y Puerto Vallarta por 11 mil MDP y 4 mil MDP respectivamente’.

“Toda vez que a la fecha el Grupo Aeroportuario del Pacífico (GAP), no ha presentado proyecto alguno relacionado con lo referido en la presente solicitud”, informó la STC a través de su Agencia Federal de Aviación Civil (AFAC) en el oficio 4.1.0.4.0.1-160 firmado por Jessica Osnaya Espinosa, jefa de Departamento de Proyectos Especiales, y elaborado el 11 de marzo de 2020, según el folio de transparencia 0000900050820.

Por su parte, la Semarnat, como autoridad responsable de evaluar y autorizar la manifestación de Impacto Ambiental (MIA) en intervenciones de carácter federal como estas, respondió a través de su Dirección General de Impacto y Riesgo Ambiental lo mismo.

“El resultado fue igual a cero, es decir, no se tiene registro de ninguna autorización en materia de impacto ambiental, emitida por esta Dirección General, a favor de las morales referidas, para proyectos con dichas características o denominaciones”, informó.

Mientras que la Oficina de Representación de Semarnat en Jalisco, dijo que “no se tiene registro de algún proyecto autorizado o ingresado respecto a las ‘manifestaciones de impacto ambiental’ de los ‘estudios costo-beneficio’ y de los ‘resúmenes de proyecto’ de las inversiones que anunció GAP en sus aeropuertos de Guadalajara y Puerto Vallarta, por 11 mil MDP y 4 mil MDP respectivamente”.

La respuesta está fechada el 13 de marzo de 2020, según el folio 0001600063720.

Equilibrio ecológico en juego por aeropuertos

El hecho de que el GAP haya presentado sus proyectos de expansión aeroportuaria sin contar aún con evaluaciones esenciales como las MIA, evidencia que estos estudios se han vuelto asuntos de mero trámite a los que se les atribuye poca importancia, pese a que es el equilibrio ecológico el que está en juego.

Así lo advierte en entrevista el especialista de la Universidad de Guadalajara, Miguel Magaña Virgen, jefe del Departamento de Ciencias Ambientales del Centro Universitario de Ciencias Biológicas y Agropecuarias.

“¿Cuál es entonces la intención de un estudio de impacto ambiental si ya tienen prácticamente todo planeado y todo establecido? Entonces el estudio de impacto ambiental solamente viene a cubrir un procedimiento administrativo, sin embargo, la base fundamental y el espíritu del estudio es que es un documento técnico que se debe de presentar para ver si es factible o no la manera como están presentando el proyecto, si es factible que se realice o no”.

Los proyectos de expansión del GAP, aún sin tener una MIA autorizada, fueron presentados con un gran nivel de detalle, incluso con exploraciones “renderizadas” del interior y exterior de las nuevas instalaciones que planea edificar.

Los ambientalistas, los gestores ambientales, nos preguntamos ¿entonces para qué quieren el estudio de impacto ambiental si ya determinaron que así va a ser?

- Miguel Magaña Virgen

Especialista de la UdeG

Aunque ni la SCT ni la Semarnat dicen conocer los proyectos, el GAP ya determinó que en el aeródromo tapatío construirá una nueva terminal que duplicará los metros cuadrados (m2) existentes, además de una segunda pista de aviación comercial, 18 puertas adicionales, un hotel de 180 habitaciones y “tendrá 170 mil m2 perimetrales de estacionamiento”.

En Puerto Vallarta se habló de construir un nuevo edificio terminal de más de 35 mil m2 y 15 puertas de abordaje.

“Hay muchas aristas que técnica y científicamente no se toman en cuenta y las decisiones de proyectos importantes se siguen tomando en los escritorios políticos, no en los escritorios técnicos”, dice el especialista.

Cambio climático

Obras como las que están previstas para los aeropuertos jaliscienses deberían considerarse prioritarias en lo que respecta a su valoración ambiental, pues son generadoras importantes de contaminantes atmosféricos, advierte Magaña Virgen.

Además son productoras relevantes de Gases de Efecto Invernadero (GEI) causantes del cambio climático.

En el “Plan de Acción para Mitigar las Emisiones de GEI de la Aviación Civil Mexicana, 2015-2018”, de la SCT, se advierte que “México produce alrededor del 1.6 por ciento de las emisiones globales de GEI; de las cuales, el transporte aéreo constituye 6 por ciento, el cual se prevé aumenten entre el 3 y 4 por ciento anual”.

También puedes leer: Hallan 30 cadáveres en las inmediaciones del Aeropuerto de Guadalajara


Notas relacionadas

Ago 7, 2020
Lectura 5 min

Jul 21, 2020
Lectura 5 min

Jun 22, 2020
Lectura 5 min

Mar 26, 2020
Lectura 2 min

Comentarios