Después de que el pasado miércoles, el vuelo 762 de Aeroméxico, proveniente de Bogotá, tuvo que abortar su aterrizaje en la terminal 2 del Aeropuerto Internacional de Ciudad de México (AICM), la aerolínea aclaró la situación. 

De acuerdo con Aeroméxico, el aterrizaje del avión proveniente de Bogotá tuvo que cancelarse debido a que otro avión de United Airlines se encontraba en la pista.

Alrededor de las 20:25 horas, el avión que pretendía aterrizar ya estaba a punto de desplegar el tren de aterrizaje cuando, de manera súbita, volvió a elevarse. 

“Es como subir a toda velocidad por una montaña rusa”, indicaron quienes se hallaban en el avión. 

Te sugerimos: ¡Otra vez! Avión de Aeroméxico aborta aterrizaje en AICM por saturación en pista

De acuerdo con pasajeros, por las ventanas de la aeronave ya se podían ver los hangares y puertas de la terminal, pero el avión tuvo que elevarse.

“La llegada al aeródromo tardó otros 20 minutos en volver a tomar la ruta para tocar suelo. Uno de los pilotos confirmó a los pasajeros que se había tomado la decisión por la saturación en la pista”, mencionaron periodistas en una publicación. 

Hasta 10 incidentes graves por rediseño del espacio aéreo

De acuerdo con el Sindicato Nacional de Controladores de Tránsito Aéreo (Sinacta), hay 30 reportes de incidentes aéreos graves en el país, de los cuales, 10 se han presentado en el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM). 

Estos han ocurrido entre diciembre de 2021 y abril de 2022, debido al rediseño del espacio aéreo. 

José Alfredo Covarrubias, secretario general del Sinacta, mencionó que en noviembre de 2021 se registraron dos incidentes graves en el AICM.

Uno ocurrió el 13 de noviembre entre un vuelo de Aeroméxico y otro de Volaris a las 21 horas y se trató de “un acercamiento bastante delicado” en el AICM.