Los cambios en la AEI se deberían a los escándalos de varios elementos acusados de extorsión y nexos con el crimen organizado

En la Agencia Estatal de Investigaciones (AEI) se perfila un cambio de timón en los próximos días, que retumbará los cimientos de esta corporación como parte de una “limpia” para mejorar la imagen en Nuevo León.

Se trata de Alejandro Cisneros, quien actualmente es el segundo de Carlos Guevara, comisario de Seguridad Gubernamental del Estado, grupo polémico conocido como “La Guber”, que ha estado involucrado en hechos violentos, secuestros y decomisos ilegales de droga.

Cisneros se quedará en lugar del contralmirante Augusto Cruz Morales, quien pasó sin pena ni gloria en esta corporación de investigación.

Una fuente de alto nivel de la Procuraduría de Justicia de Nuevo León confirmó este cambio de mando en la Agencia Estatal de Investigaciones, pues actualmente se están analizando más perfiles para jefes medios. 

Estos cambios se deben a los escándalos de varios elementos de esta corporación, acusados de extorsión en el municipio de Mina y por los señalamientos de estar ligados con células del crimen organizado.

“Tengo entendido que habrá cambios, pero aún no se tiene definido quiénes serían, se están viendo perfiles”, dijo la fuente.

Con este nombramiento, Carlos Guevara, titular de la Seguridad Gubernamental del Estado, tendría el control de la Agencia Estatal de Investigación, pues él habría movido cielo, mar y tierra para que se quedara Cisneros.

Todo apunta a que Cisneros sería una imposición de la Secretaría de Gobierno, que encabeza Manuel González, y será contra la voluntad del procurador Bernardo González, quien no ve con buenos ojos este nombramiento.

Alejandro Cisneros es esposo de Laura Olivo Mendoza, quien desde el año pasado ocupa el cargo de subprocuradora Jurídica en la Procuraduría. Así que todo quedará en familia.

Despejar sospechas

Alejandro Cisneros tendrá que detectar a los malos elementos de la Agencia Estatal de Investigaciones, pues también existen señalamiento de que agentes de secuestros operan por la libre cobrando dinero a víctimas de secuestro por cada trabajo.

Reporte Indigo reveló que elementos de “La Guber” estaban ligados con Eleazar Palomo Castillo, “El Cochi”, líder del Cártel de los Beltrán Leyva, que tras su detención habría raspados a escoltas y guardias estatales del área de seguridad gubernamental del Estado.

Una fuente reveló que un agente ministerial conocido como “La Coneja” está señalado como el presunto enlace de “La Guber” con “El Cochi”.

Existen sospechas de que el grupo “La Guber” ha estado involucrado en casos de secuestros y decomisos de droga ilegales en la ciudad.

¿Cumplirá con el perfil?

El nuevo titular necesita demostrar que puede mejorar la imagen de la Agencia Estatal de Investigaciones (AEI), pues una cosa es cuidar la seguridad de los funcionarios y otra muy distinta resolver casos en Nuevo León.

Y más aún con la presencia del crimen organizado que opera en el área metropolitana, pues la capacidad de infiltrar cualquier corporación está más que evidente.

Deberá arrancar con una ofensiva de pruebas de control y confianza para detectar cuáles elementos están aptos para esta corporación, incluso él mismo tendrá que superar estos exámenes.  

El Gobierno independiente tendrá que demostrar si Cisneros está capacitado para tener este puesto, porque de lo contario su presencia en la AEI levantará dudas.

Con la detención de Eleazar Palomo Castillo, “El Cochi”, líder del Cártel de los Beltrán Leyva en San Pedro, se reveló que elementos de la Agencia Estatal de Investigaciones (AEI) estaban ligados con el capo.

“El Cochi” infiltró agentes ministeriales y mandos de la corporación, como parte de su anillo de seguridad. Había creado una estructura que abarcaría jefes de la AEI que encabezan la vigilancia en otros municipios.

Enemigo en casa

Tras ser detenido, Eleazar Palomo Castillo, ‘El Cochi’, del cártel de los Beltrán Leyva, declaró que habría infiltrado a escoltas y guardias estatales del área de seguridad gubernamental del Estado.

Arranca el relevo

El general Arturo González García prácticamente ya tomó el control de la Secretaría de Seguridad Pública, tras varias reuniones con el gobernador Jaime Rodríguez “El Bronco” y mandos de Fuerza Civil.

El área de Comunicación Social de Seguridad Pública del Estado adelantó que para hoy se estaría confirmando oficialmente la llegada de González García, quien tendría un reto muy importante para bajar los índices de seguridad.

González García sustituirá al exmando de Seguridad Pública, el general Cuauhtémoc Antúnez Pérez, quien renunció al cargo el pasado 18 de abril, relevo que fue confirmado esta semana por el gobernador.

El nuevo mando recibierá una Secretaría de Seguridad Pública no del todo sana, y además Nuevo León vive una espiral de inseguridad que crece mes con mes.

Pero no solo estos problemas tendrá que enfrentar el general Arturo González García, también la crisis de desconfianza de Fuerza Civil, que fue considerada la mejor policía del país, un modelo nacional a seguir, pero hoy va en retroceso.