En un mensaje a la comunidad regiomontana, el presidente municipal Luis Donaldo Colosio Riojas advierte que no tolerará la violación a la ley y a las normas de la ciudad, por lo que actuará conforme a derecho y aplicará las sanciones correspondientes en el caso del incendio que se registró el sábado pasado en un edificio ubicado en la calle Galeana, en el Centro de la ciudad, pues “la corrupción mata y está demostrado”.

El edil detalla que las responsabilidades en este caso son penal, para quien cometió el incendio; civil, la cual recaerá en quien, operando de manera clandestina, lucró con el arrendamiento sin tener permiso para ello; y administrativa, si se detectan irregularidades en los permisos que efectivamente hayan sido otorgados en años anteriores.

“De cualquier forma, se efectuará la clausura y exigencia de reparación de daño a las víctimas a través de la indemnización”, precisa Colosio Riojas.

El munícipe reitera su compromiso con la legalidad y advierte que “no se tolerará ningún acto de corrupción e impunidad; en ese sentido, a toda nuestra comunidad les pido su colaboración para que, a través de la inspección ciudadana, reporten cualquier tipo de irregularidad a la línea directa municipal: 072”.

Por lo pronto, el resguardo del inmueble está a cargo de personal de la Fiscalía General de Justicia del Estado de Nuevo León y la Agencia Estatal de Investigaciones y de Servicios Periciales, quienes son las autoridades encargadas de efectuar la investigación, y a quienes se les ha proporcionado toda la información en poder del municipio.

En el escrito, detalla que actualmente la Secretaría de Desarrollo Urbano Sostenible integra un expediente sobre este edificio, cuyo giro es de tienda departamental, para determinar el tipo de sanción a la que se hará acreedor el inmueble.

Lo anterior, por haberle dado un uso distinto al autorizado en el permiso de edificación otorgado a este desarrollo que, se reitera, fue para tienda departamental, siendo éste el último trámite que obra en archivo y que fue autorizado en 2007 por el ex secretario de Desarrollo Urbano, Guillermo Rodríguez y la entonces Directora de Control Urbano, Imelda Chapa.

Resalta que la atribución de vigilar, controlar e inspeccionar este tipo de inmuebles (súper mercados, tiendas de departamentos, viviendas para cinco familias o más y edificaciones con habitaciones colectivas, entre otros) corresponde a la Dirección de Protección Civil del Estado, de acuerdo con la fracción XIX del Artículo 26 de la Ley de Protección Civil para el estado de Nuevo León en el capítulo de competencias.

En ese sentido, la Dirección de Protección Civil de Monterrey, primer respondiente en el siniestro, ya envió un oficio al Gobierno del Estado para proporcionar toda la información recabada por nuestra corporación durante la inspección y rescate de 18 personas, a quienes se les brindó atención inmediata.

Además, se mantiene comunicación directa con la familia de la joven que lamentablemente perdió la vida, a quienes nuevamente envió sus más profundas condolencias, reiterándoles “que estamos para apoyarles en estos momentos tan difíciles”.

En el mensaje, Luis Donaldo Colosio explica que la administración municipal lleva a cabo una reestructuración intersecretarial en las inspecciones de los inmuebles que hay en la ciudad para garantizar que éstas sean eficaces, integrales y libres de corrupción.