El Instituto Nacional de las Personas Adultas Mayores (Inapam) indicó que los adultos que trabajaban como empacadores pueden regresar a sus empleos si están vacunados contra el COVID-19.

El Inapam, órgano rector de la política pública hacia las personas adultas mayores, dijo que pueden reiniciar sus actividades de manera voluntaria en las diferentes sucursales de tiendas de autoservicio con base en el semáforo de riesgo epidemiológico de cada estado y conforme a la aplicación de las medidas sanitarias establecidas por la Secretaría de Salud federal.

Recomendó que la reincorporación de las personas adultas mayores a estos centros de trabajo sea de manera paulatina.


No encuentra objeción al retorno de las actividades referidas, siempre y cuando sea de manera gradual y ordenada, con respeto al porcentaje de concentración de ciudadanos permitido de acuerdo con el color del semáforo epidemiológico y de las características específicas de cada establecimiento

Inapam

Lee: En abril, vacunados todos los adultos mayores: AMLO

También deberán aplicar el uso obligatorio de cubrebocas desde la salida de su domicilio, durante el tiempo que permanezcan en la tienda y de regreso a su casa; además los empleadores deberán brindar capacitación a las y los empacadores voluntarios sobre las medidas preventivas implementadas por cada establecimiento.

Y seguir las prácticas apropiadas para prevenir los contagios como lavarse las manos continuamente, toser o estornudar de etiqueta y la sana distancia.

Las empresas deberán proporcionar las condiciones sanitarias necesarias como espacios y materiales requeridos para la continua higiene de manos, cubre boca, guantes desechables, caretas o los establecidos por el corporativo.

Así como evitar aglomeraciones en horarios de espera de cajas, manteniendo la permanencia de una sola persona para el servicio y privilegiando la sana distancia.

Y flexibilidad para permisos de ausencia por enfermedad, alentando a quedarse en casa a quienes muestren síntomas relacionados con enfermedades respiratorias, como fiebre, dolores musculares, de cabeza, garganta, tos, escurrimiento nasal y nariz obstruida, o estómago indispuesto.

Te recomendamos: ¡Atento! El 15 de enero inicia el pago de pensiones para adultos mayores… y con aumento