¡Tu navegador no soporta JavaScript!
Reporte
Nacional
imagen principal

MADRESADOLESCENTES

No más madres adolescentes

J. Jesús Lemus

Tras la presentación de la Presidencia de la República de la Estrategia Nacional para la Prevención de Embarazos en Adolescentes, a la fecha prácticamente todos los gobiernos estatales han definido planes locales para evitar que niñas de menos de 15 años se conviertan en madres.

 


Sep 14, 2016
Lectura 5 min
portada post

34% anual aumenta la tendencia de embarazos en menores de edad

La educación es el principal aspecto sobre el que se debe trabajar. Solo de esa forma (…) sumado a una orientación en salud sexual, se puede abatir el problema de las niñas embarazadas” 

- Fabiola Alanís Sámano

Titular de la Secretaría de la Mujer en el Estado de Michoacán

Tras la presentación de la Presidencia de la República de la Estrategia Nacional para la Prevención de Embarazos en Adolescentes, a la fecha prácticamente todos los gobiernos estatales han definido planes locales para evitar que niñas de menos de 15 años se conviertan en madres.

 

Para el Gobierno Federal, los embarazos en menores se considera un problema de salud, pues solo entre los años del 2008 y el 2011, un millón 619 mil 551 mujeres de menos de 18 años se convirtieron en madres; de ellas, 11 mil 336 eran niñas de menos 15 años de edad.

 

Zacatecas, San Luis Potosí, Veracruz, Puebla, Colima, Morelos, Oaxaca, Quintana Roo, Baja California Sur, Michoacán y Jalisco fueron las primeras entidades en anunciar planes estatales para encarar el problema.

 

Con el respaldo del Consejo Nacional de Población (Conapo) se han trazado políticas públicas encaminadas a disminuir los índices de menores embarazadas, donde también está participando el Fondo de Población de la Organización de las Naciones Unidades (UNFPA).

 

Los planes para abatir el problema se están centrando en la revalorización de la educación y la formación académica, pues según los datos del Gobierno Federal, 11.5 de los embarazos por cada mil mujeres ocurrieron en niñas sin escolaridad.

 

“La educación es el principal aspecto sobre el que se debe trabajar”, dijo la maestra Fabiola Alanís Sámano, titular de la Secretaría de la Mujer en el Estado de Michoacán. “Solo de esa forma, mediante una formación académica y educación social, sumado a una orientación en salud sexual, se puede abatir el problema de las niñas embarazadas, y evitar que terminen en uniones maritales endebles”.

 

En México, casi tres cuartas partes de las niñas de 10 a 14 años de edad que tienen un hijo o hija, están casadas o viven en pareja, de acuerdo al estudio teórico de la Estrategia Nacional para la 

Prevención de Embarazos en Adolescentes.

 

Además, el porcentaje de mujeres de 15 a 19 años de edad, casadas o unidas, es casi tres veces mayor que la proporción de hombres de esa misma edad.

 

Lo anterior apunta hacia un hecho alarmante: que la mayoría de las niñas madres registradas en México llegan a casarse o hacer vida en común con hombres mayores a su edad.

 

Maternidad que preocupa

 

Algunas entidades del país han revalorado su política pública para afrontar

la maternidad temprana entre adolescentes:

 

En el estado de Coahuila, donde el año pasado 2 de cada 10 nacimientos registrados fueron de madres adolescentes, con edades que oscilaron entre los 15 y 19 años de edad, también se ha puesto en marcha un programa oficial para abatir la tendencia del sector.

 

Esa entidad, mediante la firma de un Convenio de Cooperación Técnica entre el Gobierno del estado y el Fondo de Población de las Naciones Unidas, fue la primera del país en contar con una estrategia estatal alineada a la Estrategia Nacional para la Prevención del Embarazo Adolescentes.

 

En el 2013 Coahuila registraba el 20.42 por ciento de embarazos en menores a nivel nacional, los que bajaron en 2014 al llegar al 20.14 por ciento, en tanto que el año pasado el reporte oficial apuntó que la tasa bajó a 19.64 por ciento.

 

En Zacatecas, solo en el 2014 el sector salud registró 7 mil 431 adolescentes que acudieron a labor de parto. Por eso, el gobierno estatal reenfocó sus políticas públicas a fin de promover la integración y comunicación familiar y abatir la violencia en todas sus formas de manifestación.

 

En esta entidad, el incremento en los índices de niñas y adolescentes embarazadas, se atribuye a la violencia y a la desintegración familiar pues es en los municipios más violentos en donde se registra el mayor número de menores embarazadas.

 

De acuerdo a Esteban Herrera Ugarte, coordinador de la Unidad de Planeación del gobierno estatal, Zacatecas ocupa el tercer lugar a nivel nacional en el tema de adolescentes embarazadas y el 81 por ciento de los casos corresponde a menores que no viven en pareja.

 

En Michoacán también se han intensificado las acciones para disminuir el número de embarazos en menores de edad. La cifra más reciente apunta a que en el 2013 se registraron 18 mil 859 nacimientos de padres menores de edad, registrando una tendencia que va al alza en un promedio del 34 por ciento de manera anual.

 

La titular del Consejo Estatal de Población (Coespo), Aida Santiago, impulsa un programa oficial.

 

“En Michoacán, la tasa de embarazos de este tipo va aumentando por lo que es necesario emprender una campaña de información sobre los derechos sexuales entre los adolescentes y jóvenes, en el que tomen parte las diversas instituciones, a fin de frenar el problema”, dijo Santiago.

Comentarios