¡Tu navegador no soporta JavaScript!
Reporte
CDMX
imagen principal

Covid-19

Adjudicaciones directas durante la pandemia

David Martínez

Las alcaldías de la Ciudad de México tomaron como pretexto la pandemia de coronavirus para comprar más por adjudicación directa, una irregularidad que podría tratarse de corrupción o falta de planeación


Sep 30, 2020
Lectura 5 min
portada post

Durante la pandemia de COVID-19 en este 2020, el volumen de compras por adjudicación directa aumentó 6 por ciento en las 16 alcaldías de la Ciudad de México.

Especialistas en transparencia y rendición de cuentas consideran que lo anterior es un abuso en las adquisiciones de bienes y servicios sin concurso de licitación pública con el pretexto de la urgencia por la contingencia sanitaria.

De acuerdo con los contratos celebrados por las demarcaciones territoriales disponibles en la Plataforma Nacional de Transparencia (PNT), las 16 alcaldías realizaron mil 534 convenios comerciales de enero a junio de 2020 y el 69 por ciento (mil 063) fueron por adjudicación directa.

Álvaro Obregón fue la alcaldía con más adjudicaciones directas de enero a junio del 2020, al realizar compras de esa manera en 99 contratos, de un total de 104

Aunque en el mismo periodo del 2019 se hicieron más compras (mil 642), el 63 por ciento (mil 042) de ellas fueron adquiridas directamente.

Lo anterior significa que aunque en los primeros seis meses del 2019 hubo más adquisiciones, en el 2020 las adjudicaciones directas fueron mayores.

Los datos analizados también abarcan el inicio de la contingencia sanitaria (el 23 de marzo) y la etapa post pandemia que comenzó el 1 de junio pasado con el Plan Gradual Hacia La Nueva Normalidad.

Especialistas consideran que esto es una muestra de que los gobiernos locales han usado a la pandemia como pretexto para no hacer concursos de licitación pública, pues la Ley de Adquisiciones de la capital les permite, en caso de emergencias o cuando esté en riesgo un servicio público o la salud de la personas, adjudicar directamente y rebasar el 20 por ciento anual permitido.

Lo anterior se puede interpretar como un acto de corrupción o como anomalías administrativas que evidencian falta de planificación, señalan.

Mala planeación y abuso

Las alcaldías abusan de la adjudicación directa y ponen como pretexto la pandemia del nuevo coronavirus, dice Darío Ángeles, profesor de la Iniciativa de Transparencia y Anticorrupción de la Escuela de Gobierno y Transformación Pública del Tecnológico de Monterrey.

También incurren en una falta de planeación de adquisiciones que afecta el ejercicio de los recursos públicos.

“Si existen irregularidades en prácticas de compras (…) están abusando de la situación de la pandemia para adjudicar directamente”, considera.

Por otra parte, explica que los volúmenes tan altos en adjudicaciones sin concurso de licitación también son excusados con que supuestamente se consiguieron mejores precios y se hicieron con más montos bajos.

Sin embargo, dice, se tendría que revisar caso por caso para saber qué se adquirió, si son compras globales que disminuyen los precios o son muchos contratos para comprar un mismo bien, que pudo ser adjudicado en un solo convenio con mejor costo.

El especialista añade que si bien la pandemia es imprevisible, las alcaldías tienen la posibilidad de prever sus necesidades y realizar concursos de licitación a pesar de la crisis.

La primera compra por la pandemia no se puede planear y urge por la situación; sin embargo, a partir de esa experiencia se pueden hacer previsiones y convocar a concursos de licitación

- Darío Ángeles

Profesor del Tec de Monterrey

Por ello, considera que las demarcaciones territoriales caen en una falta de planeación que no permite eficientar el uso de los recursos o en actos de corrupción.

Compras sin concursos en la pandemia

Seis alcaldías de la Ciudad de México realizaron por adjudicación directa más del 80 por ciento de sus compras durante el primer semestre del año 2020. Se trata de Álvaro Obregón, Azcapotzalco, Cuajimalpa, Milpa Alta, Tláhuac y Tlalpan.

La que más recurrió a la adjudicación directa en dicho periodo fue Álvaro Obregón, con 99 contratos sin concurso de un total 104; es decir, el 95 por ciento.

En segundo lugar está Azcapotzalco que concretó 102 convenios; de los cuales, 89 se hicieron través de la adjudicación directa.

Con ese mismo porcentaje, Tlalpan comparte el segundo lugar con 42 adjudicaciones directas de un total de 48 compras.

En tercer lugar está Tláhuac, con 74 adjudicaciones directas de un total de 87, el 85 por ciento.

Le sigue Cuajimalpa que firmó 32 de 39 contratos sin competencia, el 82 por ciento.

Por último, está Milpa Alta, con 39 adjudicaciones directas de 47 compras, el 82 por ciento.

Benito Juárez es la única de las 16 alcaldías que no ha reportado compras en 2020 ante la Plataforma Nacional de Transparencia.

Las demás alcaldías están por debajo del 80 por ciento de adjudicaciones directas en el primer semestre de este año.

Iztapalapa es la que menos recurrió a dicha forma de contratación, al celebrar por licitación pública el 51 por ciento de un total de 119 convenios.

También puedes leer: El Congreso de las adjudicaciones directas


Notas relacionadas

Oct 14, 2020
Lectura 3 min

Oct 13, 2020
Lectura 11 min

Covid-19

Recuperación a bordo para aplicaciones de transporte

Eduardo Buendia


Oct 13, 2020 Lectura 11 min

Comentarios