4,160

anuncios son los que registra el padrón oficial de la Seduvi


Los inconformes señalan a Meyer Klip Gervitz, del Invea, de clausurar los anuncios que no forman parte de las empresas de Ricardo Escoto


"Existen intereses ocultos en todo esto, al grado que han ordenado a las autoridades implicadas instruir a sus subordinados, que mientan ante el Ministerio Público con el fin de quitar los anuncios adosados en muros ciegos"

carta a la CNDH de empresarios

El reordenamiento de la publicidad exterior desató una guerra entre empresas que se disputan el mercado, que señalan al Gobierno del Distrito Federal (GDF) de crear leyes en beneficio de Grupo Rentable, propiedad de Ricardo Escoto.

Este personaje es vinculado al círculo del ex jefe de Gobierno Marcelo Ebrard Casaubón, y presuntamente investigado por enriquecimiento ilícito por la Unidad de Inteligencia Financiera.

La queja se presentó por dos vías: la primera ante la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH), a partir de la cual empresarios organizados de la Asociación para el Mejoramiento Urbano y Medios Exteriores A.C. (Amurmex) denuncian al GDF y a la Secretaría de Desarrollo Urbano y Vivienda (Seduvi) de propiciar una competencia desleal con el fin de favorecer a las empresas de Ricardo Escoto, el llamado “Zar de los Espectaculares”.

La segunda es a través de la Fundación por el Rescate y Recuperación del Paisaje Urbano (FRRPU), que a finales de 2015 denunció ante la Comisión Federal de Competencia Económica por las posibles prácticas monopólicas en el sector, por parte del Consejo de Publicidad Exterior y Grupo Rentable, de Ricardo Escoto.

En los documentos se señala que cuatro empresas tienen los mismos representantes legales y simulan competencia en el mercado, cuando en realidad todas pertenecen al “Zar de los Espectaculares”, estas firmas son: Publicidad Rentable S.A. de C.V., Servicios Inmobiliarios REN, Máxima Vallas y Unipolares, y Publiwall S.A. de C.V.

La batalla por los muros

Ricardo Escoto es un personaje ligado a la polémica. Desde hace muchos años empresarios del sector lo señalan como el publicista consentido durante el sexenio de Marcelo Ebrard Casaubón, quien permitió que sus anuncios se extendieran por toda la ciudad.

Pese a las acusaciones, mantiene la presencia más poderosa de espectaculares y pantallas electrónicas para anuncios publicitarios en el Distrito Federal. 

En la campaña del 2012, de la mano de Luis Pérez de las Eras, Ricardo Escoto apoyó con espectaculares a diversos candidatos del PRD.

Recientemente fue señalado como uno de los posibles personajes investigados por las autoridades federales que rastreaban el supuesto enriquecimiento del ex jefe de Gobierno, Marcelo Ebrard, y de su círculo de colaboradores.

Con estos antecedentes a cuestas, Ricardo Escoto es de nueva cuenta el centro de las quejas en contra de las autoridades del GDF, a partir de las cuales se denuncia el favoritismo hacia él.

“Las autoridades de la Secretaría de Desarrollo Urbano y Vivienda del Gobierno del Distrito Federal, lejos de otorgarnos las licencias de anuncios, han emprendido una campaña voraz con el fin de acabar nuestra industria y así beneficiar al señor Ricardo Escoto Núñez”

“Es claro que existen intereses ocultos en todo esto, al grado que han ordenado a las autoridades implicadas instruir a sus subordinados, que mientan ante el Ministerio Público con el fin de quitar los anuncios adosados en muros ciegos. 

“La Seduvi sabe que desde hace diez años hemos querido ser parte del denominado Reordenamiento de Anuncios, incluso aportando nuestro inventario, pero nunca se nos ha permitido participar a efecto de contar con nuestras licencias”, detalla el documento entregado a la CNDH. 

Recuperar el paisaje

En esta batalla por el jugoso mercado publicitario de la capital, los publicistas que formaron el bloque contra el poderoso Grupo Rentable señalan a Meyer Klip Gervitz, del Instituto de Verificación Administrativa del Distrito Federal (Invea), de desempeñarse como el brazo ejecutor para clausurar aquellos anuncios que no forman parte de las empresas de Ricardo Escoto.

Respecto a esta guerra a partir de la cual el GDF y los empresarios de espectaculares se enfrentan, la Fundación por el Rescate y Recuperación del Paisaje Urbano solicitó a la Seduvi publicar un censo completo en materia de publicidad, ya que el padrón oficial actual no es verídico pues no refleja las estructuras y espacios reales existentes.

De acuerdo con la Fundación, desde el 2012 la Autoridad del Espacio Público contabilizó más de 6 mil espectaculares, sin embargo en el padrón oficial de anuncios sujetos al reordenamiento que publicó la Seduvi recientemente se listaron sólo 4 mil 160.

Algunos de los criterios que marca la Ley y que incumple la mayoría de la publicidad en la Ciudad de México son las dimensiones de los anuncios.

Por ejemplo, los anuncios espectaculares no deben ser mayores de 12.90 por 7.20 metros; la distancia entre uno y otro no debe ser menor a 250 metros y no pueden estar en azoteas, ya que deben contar con su propio soporte desde el suelo dentro de una propiedad.

Sin embargo muchas de estas disposiciones son incumplidas de manera reiterada, por lo que es común observar en muchos anuncios la leyenda “Clausurado”.

De acuerdo con lo programado, desde el pasado viernes 8 de enero el Invea comenzaría los operativos para el retiro de publicidad ilegal en las calles y edificios de la Ciudad de México.

Mientras se resuelve el tema del monopolio del que se le acusa a Ricardo Escoto, en la Asamblea Legislativa del Distrito Federal (ALDF) está pendiente la revisión a la Ley de Publicidad Exterior.