La versión del Tec respecto a que la denuncia penal en su contra es un caso cerrado, es falsa.

Según documentos que presentó el abogado Marcelo Falce, que representa a la compañía Sport CT College, la denuncia de hechos por despojo presentada en octubre está abierta y en actuaciones.

Por otro lado, la demanda que sí llegó a sentencia a favor del Tec es por la vía mercantil, pero sería nulificada por una solicitud de amparo que presentó ayer el abogado que representa a Sport CT College.

Esto, debido a que esa sentencia fue el resultado de un juicio en el que no se notificó a la compañía demandante que construiría el complejo deportivo Sport City en el Tec de Monterrey.

A la vez que el ITESM rechazó ampliar ayer su versión de los hechos, en entrevista Marcelo Falce dijo que espera la actuación de la Procuraduría del Estado para que cite a declarar, con una orden de comparecencia, al ex rector Rafael Rangel Sostmann y al vicerector Eliseo Vázquez Orozco.

“El problema es que eso lo tienen diciendo desde octubre, que tienen una sentencia a favor por la vía mercantil. A raíz de esas manifestaciones nosotros nos pusimos a buscar en los tribunales y efectivamente, aparece un juicio por ahí, pero es un juicio que de antemano te digo, es un juicio manejado en forma fraudulenta.

“Es un fraude a la justicia. Porque es juicio lo llevan completamente a espaldas de Sport CT College bajo un argumento que definitivamente no va a tener sustento jurídico alguno, en el sentido que desconocían el domicilio de la empresa y que por eso fueron solitos al juicio.

“El día de hoy se está presentando un amparo que tiende a nulificar y nuestra opinión jurídica como despacho es que ese amparo es muy probable que se gane y esto generaría que ese juicio quedara sin efectos”, explicó Falce.

Por otro lado, por la denuncia en la vía penal, el 16 de noviembre pasado la Procuraduría de Nuevo León citó a declarar al ex rector Rafael Rangel Sostmann y al actual vicerrector Eliseo Vázquez Orozco, pero estos no se presentaron.

Esa querella fue interpuesta ante la Agencia del Ministerio Público Número 1 en octubre pasado.

Sin embargo, el Tec envió ayer un comunicado en el que asegura que obtuvo una sentencia favorable en el mismo caso, pero por la vía mercantil.

Según la denuncia penal, Sport CT College fue invitada por Sport City College para ofrecer el servicio de gimnasio de alto rendimiento al Tec.

Y en el mismo convenio se estableció un comodato para entregar a esa empresa un terreno del ITESM para la construcción de dos gimnasios, uno de ellos con una alberca olímpica y un foso de clavados con sus respectivos trampolines.

El otro gimnasio, con equipo para atletas de alto rendimiento, sería utilizado por los jugadores de Borregos.

Además, sobre el terreno del Tec serían construidas 400 residencias para 800 alumnos foráneos de esa institución educativa.

Incluso el 30 de mayo de 2008, directivos del ITESM comenzaron los trabajos de construcción del proyecto Sport City College en las instalaciones del Centro Deportivo Borrego.

El evento estuvo encabezado por el entonces rector del ITESM, Rafael Rangel Sostmann, y el empresario Alejandro Martí, presidente honorario del Grupo Martí.

Pero en el camino del proyecto y de la construcción, Sport City de Alejandro Martí decidió dejar la franquicia a uno de sus socios y colaboradores. Y también se invitó a un inversionista. 

Por ello en lugar de Sport City College, se constituyó la empresa Sport CT College.

Esto provocó que en el Tec solicitaran a la empresa que cuando terminara las instalaciones deportivas siguieran llamándolas Sport City College.

Según la querella se construyó la cimentación de los gimnasios,  a través de la compañía Construcciones Monterrey, pero luego las obras fueron suspendidas.

Y un día, el Tec cerró los accesos para evitar que siguiera la construcción.

La empresa Sport CT reclama haber invertido cerca de 60 millones de pesos en esa obra detenida.