El caso de la niña Lupita, quien fue asesinada el 18 de marzo de 2017 en el municipio mexiquense de Nezahualcóyotl y a quien organizaciones civiles, activistas y protectores de los Derechos Humanos identificaron como “calcetitas rojas”, ante la falta de un registro formal, cobró notoriedad nuevamente debido a que Televisa le dedicó un capitulo de su serie llamada “La Rosa de Guadalupe”.

Mediante la plataforma change.org familiares de la niña expresaron su malestar por el capítulo que se transmitió en cadena nacional este lunes 13 de agosto de 2018, pues la empresa jamás se comunicó con la familia para que brindara su aprobación y ni siquiera fue avisada.

Para la activista Frida Guerrera, quien ha sido portavoz de la familia desde que se develó el caso, es preocupante que el tema de “calcetitas rojas” se maneje en ese espacio televisivo que se caracteriza por presentar problemas cotidianos, “envueltos en un halo de falta de seriedad, donde se tocan con poca ética las problemáticas de violencia que vive nuestra sociedad”.

La mujer realizó una petición en la plataforma digital para que Televisa quite de su programación dicho capítulo, debido a que considera que el caso está siendo usado por un programa que raya “en la parodia” y que puede interpretarse por quienes lo vean como algo “irreal”, que no fue verídico o incluso puede verse con morbo.


“El tema del feminicidio es ya de por sí, un tema que pocas veces es tratado en grandes medios, invisibilizando a la mayoría de ellos. El feminicidio Infantil nos parece un tema altamente grave en nuestro país, es increíble que en Europa el caso haya causado indignación “La fillette aux chaussettes rouges, symbole des féminicides au Mexique” (La niña con calcetines rojos, símbolo del feminicidio en México). Y en este país la niña sea llevada a “la pantalla chica” como un capítulo de “telenovela”, especificó.

Tras reiterar que la familia no autorizó la grabación ni consecuente transmisión, la activista refirió que el capítulo titulado “calcetitas rojas” hace clara referencia a Lupita y aunque manejan el caso de una niña llamada “Florecita”, hacen referencia a la vida que la niña sufrió, “y eso no es otra cosa que la revictimización de Lupita y su familia”.

En la petición, además de pedir el retiro del capitulo, hacen un llamado a Televisa para que no lucre con el dolor de la familia de la niña y aseveran que “los feminicidios no son historias de la Rosa de Guadalupe”.

El mote de “calcetitas rojas”, que era lo que resaltaba del pequeño cuerpo cuando lo hallaron, surgió como una necesidad de conocer la identidad de la pequeña ante lo que Frida Guerrera llamó “omisiones por parte de la Fiscalía del Estado de México, al no generar una búsqueda intensiva para dar con su identidad, y con esto dar con la familia y los responsables de su feminicidio”.

Tras el trabajo de la Artista Forense, Alejandra Arce, quien realizó el retrato de la niña, a finales de 2017 se pudo localizar a las tías de la pequeña y saber que su nombre era Lupita.